Concentrate en la meta final: LA VISION

Post escrito por Hermínia Gomà en enero 24, 2010
Categorías del post: Coaching empresarial,General

   

Concéntrate en la meta final: la Visión

 

Para cualquier empresa que nos propongamos la VISIÓN será un factor clave para alcanzar la victoria.  La visión es el faro que nos guiará a lo largo de la travesía, es el objetivo estratégico final.

 

¿Cuál es tu destino, la meta a más largo plazo?

 

Cuándo hablamos de liderar, dos son las visiones que es preciso concretar:

        

  • Mi visión como líder
  • Mi visión de la organización

Para ello os propongo una serie de preguntas:  

 

A. Para concretar vuestra visión como líderes:

   

  • ¿Cuál es mi visión personal del liderazgo?
  • ¿Qué líder quiero ser?
  • ¿Qué cualidades me permitirán ejercer el liderazgo?
  • ¿Qué valores me guiarán?
  • ¿Qué modelos de liderazgo pueden inspirarme?
  • ¿Qué necesidades quiero cubrir?
  • ¿Qué aportaciones quiero realizar?
  • ¿Cuál es mi visión?

 

     B. Para concretar vuestra visión de la organización:

        

  • ¿Cuál es la meta final de nuestra organización?
  • ¿A qué tipo de organización queremos pertenecer?
  • ¿A dónde nos dirigimos?
  • ¿Qué valores han de guiar la toma de decisiones en nuestra organización?
  • ¿Qué necesidades pretendemos cubrir?
  • ¿Qué aportaciones queremos realizar?
  • ¿Qué resultados esperamos obtener?
  • ¿Cuál es nuestra visión?

 

Cuándo tenemos claramente definida la meta y hemos diseñado un plan de acción será fundamental progresar aunque sea lentamente, sintiendo que nos vamos acercando hacía la meta final.

 

La energía para llegar a la meta deberemos concentrarla en objetivos a corto plazo. Concretar objetivos y acciones a corto plazo nos permitirá gestionar los recursos propios y de la organización y además nos proporcionará pequeños éxitos que nos generarán positividad y energía para seguir adelante en nuestra aventura.

 

A lo largo de nuestra empresa aparecerán contratiempos, situaciones adversas. ¿Cómo no desfallecer? Concentrándonos en nuestra visión. Estemos preparados para los momentos de duda, de vacilación, que probablemente emergerán.  La convicción de que podemos conseguir llegar a la meta ha de ser nuestra inspiración, la fuerza que nos permita seguir adelante. Valores como la responsabilidad o el compromiso nos guiarán para hacer lo correcto a pesar de nuestra incertidumbre.

 

Conservar la tranquilidad y la serenidad en momentos de adversidad nos permitirá mantenernos centrados en los resultados, de esta manera dirigiremos nuestra energía hacia lo importante, no desviarnos de nuestra meta final.

 

La visión nos permite regular y establecer los cambios necesarios para no desviarnos ni distraernos de lo importante: llegar juntos a la meta.

Para liderar de manera proactiva redactar nuestra visión nos permitirá clarificarla, definirla y precisarla para poder transmitirla a la gente de nuestra organización. Cómo líderes no dejaremos nunca de compartir nuestra visión con los demás para inspirar resultados extraordinarios.

 

En síntesis:

  • La visión es nuestro faro en momentos de incertidumbre.
  • La visión nos permite no desviarnos de nuestro destino
  • La visión nos permite realizar los cambios necesarios para llegar a nuestra meta final

 

Cuando invertimos tiempo en definir nuestra visión

y en compartirla con los demás estamos invirtiendo en nuestro futuro

 y en el de toda la organización.

 

Hermínia Gomà

24 de Enero 2010