Principios para ser Líder-Coach

Post escrito por Hermínia Gomà en febrero 21, 2010
Categorías del post: Coaching empresarial

Principios para ser un Líder – Coach efectivo

“Cómo elevarnos de la excelencia a la genialidad”

 

Líder-Coach

Líder-Coach

 

 

Principios para ser un Líder – Coach efectivo

“Cómo elevarnos de la excelencia a la genialidad”

 

Principio del Coaching: El Coaching es más que hacer, es ser. Sea el mejor líder-coah que puede llegar a ser. Comparta su visión. El Coaching no es un sustantivo, es un verbo, es la manera de interactuar con sus colaboradores.

¿Cómo interactúa con sus colaboradores?

 

Principio del ejemplo: Lidere mediante el ejemplo. Si quiere respeto, respételos. Si quiere apoyo, apóyelos. Si quiere que le escuchen, escúchelos. Trátelos de la manera que quiera que se traten entre ellos, a usted, a sus clientes….

¿Qué ejemplo es para sus colaboradores?

 

Principio de la voluntariedad: Usted necesita a sus colaboradores para lograr la meta. Sus colaboradores aportan voluntariamente su talento y lo mejor de ellos mismos. Dedíqueles tiempo y energía

¿Cuánto tiempo y energía dedica a sus colaboradores?

 

Principio para iniciar el proceso: No importa ni cuando, ni dónde. Lo importante es que usted sea un líder-coach. Frecuentemente la acción precede a la comprensión y habitualmente es anterior a la certeza.

¿En qué situaciones es líder-Coach?

 

Principio de la solución: No espere a estar inspirado para solucionar los problemas. Ayude a sus colaboradores a definir el problema, desarrollar la estrategia y crear un plan de acción. Lidere el proyecto desde el principio aprovechando el talento de sus colaboradores.

¿Qué proyectos está liderando en este momento?

 

Principio del control: No puede controlar a nadie. No ha de desear colaboradores sumisos. Con su ejemplo puede inspirar a sus colaboradores. Puede apoyarlos, escucharlos, animarlos y valorarlos. Cuando haga el seguimiento del plan de acción hágase la pregunta: ¿está mal lo que han hecho o lo han hecho de manera diferente? Conozca los estilos individuales y aprovéchelos para alcanzar los objetivos compartidos en el plazo acordado.

¿Qué seguimiento está realizando a los proyectos en curso?

 

Principio del miedo: Afróntelo. Deje de correr. Deje de huir y enfréntese al monstruo que lo persigue. Resulta que no lo era. El miedo no le puede paralizar. Ser valiente significa actuar a pesar del miedo, por eso usted será valiente. Los miedos que no afronta ejercen poder sobre usted. ¿Qué le está paralizando en este momento?

¿De qué está huyendo?

 

Principio de las decisiones: Tómelas rápidamente. No decidir es decidir. No tomar la decisión es decidir por omisión. Si no decide, abandona, deja de ser líder. Decidir no actuar es una opción válida, no decidir nunca lo es. Abra su mente a múltiples posibilidades. Valore las alternativas y decida con rapidez.

¿Qué decisión está aplazando?

 

Principio del tiempo: Aproveche su tiempo y el de sus colaboradores. No haga esperar a la gente. No se entretenga con lo que está hecho. Haga una cosa a la vez. Planifique lo que hará hoy, en función de sus objetivos finales.

¿Qué está priorizando?

 

Principio de las preguntas: Haga muchas. La mejor manera de evitar los errores es preguntar. No existen preguntas tontas, pero mucha gente hace tonterías por no preguntar. Interésese por sus colaboradores.

¿Cómo son sus preguntas?

¿Con qué objetivo las realiza?

 

Principio de los errores: Todos hacemos. Admita sus errores y corríjalos y aprenda de ellos. El fracaso es un éxito si aprendemos alguna cosa.

¿De qué error puede aprender hoy?

 

Principio de la rabia: Siéntala sin actuar impulsado por ella. Rabia y frustración son sentimientos que hemos de dejar salir de manera regulada. Sus emociones no pueden decidir sus acciones. Aléjese de la situación hasta que pueda afrontarla. Actúe en función de quien es, no de lo que siente.

¿Qué consecuencias obtiene cuando actúa desde la rabia?

 

Principio de la objetividad: No existe tal cosa. Cuando llega al trabajo lleva aquello que usted es. Si cree que es objetivo con sus colaboradores será menos efectivo.

¿Qué prejuicios están interfiriendo en su percepción de la realidad?

 

Principio de la concreción: Sea específico. No de rodeos. Cuando explique un proyecto recuerde que la pregunta fundamental de todos los colaboradores es: ¿Qué se supone que he de hacer yo? En sus explicaciones incluya verbos que inviten a pasar a la acción.

Exactamente, ¿qué necesita?

 

Principio de las nimiedades: No se preocupe por ellas. Mantenga clara su visión. Tome perspectiva y busque el equilibrio.

¿Cuál es su visión?

 

Hermínia Gomà

21 de Febrero 2010