Los peligros de la zona de confort

Post escrito por Hermínia Gomà en abril 25, 2010
Categorías del post: Coaching empresarial,Formación

ZONA DE CONFORT

                      

Muchas personas, están preocupadas por su situación de estancamiento, pero no hasta el punto de considerar necesario introducir cambios en sus vidas. Justifican su estancamiento por circunstancias que escapan a su control. En el fondo están instaladas en una zona de confort, aletargadas y conformadas con su realidad.

 

Debido a que los cambios se van produciendo lentamente, se van adaptando a ellos, a pesar de que vayan en contra de su propia supervivencia. Están a un nivel de 10, se produce un pequeño cambio a nivel 9, se adaptan y la verdad es que están bien. Pasa el tiempo y otro pequeño cambio negativo los pasa a nivel 8. Realmente siguen estando muy bien!, se adaptan. Y así sucesivamente… Cuando llegan al nivel 3, la verdad es que están bien, se han conformado, están un “poco mal” pero no importa. Se adaptan. Y cuando se dan cuenta…”son sopa de rana”.

 

Este fenómeno es muy habitual… ¿quién no ha hervido alguna vez…?.

 

Las personas estamos preparadas para reaccionar ante los cambios bruscos y dolorosos, pero a menudo no somos conscientes de los cambios lentos y graduales, no percibimos la amenaza que representa quedarnos instalados en nuestras zonas de confort.

 

Cuando estamos instalados en nuestra zona de confort no somos conscientes de que dejamos de evolucionar, de crecer y mejorar. Dejamos de prepararnos y de analizar las consecuencias de nuestro conformismo. Es probable que nos dirijamos a un estado al que nunca hubiéramos querido llegar.

 

Es propio de la naturaleza humana tardar en entender que, a pesar de que nuestra zona de confort es agradable, puede ser peligrosa para nuestra supervivencia.

 

¿Cuánto tiempo llevas instalado en tu zona de confort?

¿En qué áreas de tu vida te estás conformando?

 

Recuerda:

 

Puedes salir de tu zona de confort

 

Puedes salir de la “olla” de la conformidad

antes de quedar hervido

 

Hermínia Gomà

25 Abril 2010

 

 

Siguiente Post:
Post Anterior: