¡Es lo que hay!

Post escrito por Hermínia Gomà en mayo 1, 2010
Categorías del post: Coaching empresarial,Formación

 

Cuándo hacemos las cosas por hacerlas, porque tocan, porque es nuestra obligación…¿Cómo nos sentimos? A menudo nos sentimos vacíos,  insignificantes y desmotivados.  A veces escuchamos expresiones como «es lo que hay», “el trabajo sólo es trabajo”, “si se tiene que hacer se hace, y punto”, “menos mal que mañana es fiesta”… Comentarios casuales que reflejan un cierto desencanto, una cierta tristeza y desilusión.

 

¿Podemos experimentar ENTUSIASMO en nuestro quehacer cotidiano?

 

View more presentations from guestbf07d1.

 

La mayoría de nuestras acciones, por ellas mismas no son significativas, el sentido lo adquieren al darles un propósito. El propósito, nos guía y dota de significado cada una de las acciones que realizamos a lo largo de nuestra vida. Lo que hacemos, por sí mismo no es importante, lo que lo convierte en grandioso o intrascendente, en brillante u opaco es el significado que nosotros le damos.

 

Si queremos una vida plena de SIGNIFICADO, cada decisión que tomemos, cada acción que emprendamos estará vinculada a un propósito. Cuando el propósito es inspirador conectamos con nuestra alegría, entusiasmo y grandeza.

 

Ser constructores de CATEDRALES o apilar ladrillos es decisión de cada uno de nosotros, cada día de nuestra vida.

 

¿Quieres poner ladrillos o construir catedrales?

 

¿Qué catedral quieres construir con los ladrillos que tienes?

 

Hermínia Gomà

1 de Mayo 2010

Comentarios del post

Aprovecharé esta mañana de domingo, para revisar como va mi Catedral, y para ponerme una alarma mental para que sea lo primero que haga al levantarme.
Gracias por facilitarme la inspiración, Herminia.
Toni

#1 
Escrito por Toni Alastuey en mayo 2nd, 2010 @ 10:10

Mmmm…Uno de los problemas surgen cuando eres consciente de estar construyendo una catedral pero no tu catedral sino la de otro. Es decir ¿qué ocurre cuando tienes claro tu sueño o proyecto, pero el tiempo que deberías dedicarle se lo dedicas al sueño o al proyecto de otro/s por obligaciones como pagar el alquiler y cosas de esas? (y que tu proyecto no te permitiría hacer).

El problema es sacudirte esa sensación desagrabable cuando eres consciente de tus acciones no revierten en casi nada positivo para ti mismo.

#2 
Escrito por Toni en mayo 2nd, 2010 @ 23:06

Bon dia Herminia.

Avui he llegit el teu article, intentare escampar VIRUS positius perque m’ajudin tots els que m’envolten a contruir catedrals.Potser la farem més alte i forta.

Bona setmana A tothom

#3 
Escrito por Marc en mayo 3rd, 2010 @ 12:47

En algunas ocasiones, compartiendo con otras personas mi entusiasmo por la psicología, por el arte, por tantas cosas que me llenan…he encontrado en el otro el germen de la tristeza. «Vaya, ojalá yo pudiera sentir tanta pasión por algo», «es que no hay nada que me motive», «no hay nada en lo que soy realmente bueno». Y solo puedo agradecer a las personas que estaban allí cuando cogí por primera vez una pintura para dibujar, un lápiz para escribir o un libro para soñar y que me dijeron ¡ánimo!

#4 
Escrito por Elia en mayo 5th, 2010 @ 18:45

Que senzill i evident que sembla, i tant difícil que és. Incorporo aquesta pregunta al meu pensament i em comprometo a utilitzar-la cada vegada que necessiti connectar amb el meu SER i ser alegria i il•lusió enlloc de malhumor.
Que inspirador!!! Gràcies Herminia

#5 
Escrito por Gerard en septiembre 29th, 2011 @ 19:31

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog