Directivos disciplinados equipos disciplinados

Post escrito por Hermínia Gomà en junio 17, 2010
Categorías del post: Coaching empresarial,Formación,General,inteligencia emocional

disciplina

disciplina

Directivos disciplinados equipos disciplinados

La disciplina deriva de discípulo y está vinculada al proceso de aprendizaje, al esfuerzo y a la constancia por aprender. La disciplina emerge de manera natural cuando vinculamos la visión al compromiso, es decir, sé lo que quiero hacer y lo realizo.

Cuantas veces oímos a ciertos directivos exclamar con cierto malestar o resignación: ¡No soy disciplinado!.

Es probable que nos sintamos reflejados con alguno de estos comentarios:

· Cuando convoco una reunión, entre unos y otros, ¡No hay manera de que pueda llegar puntual!

· ¡Me encantaría tener la mesa ordenada!,

· ¡Mira que me planifico, pero al final siempre sobrepaso el plazo de entrega!

· ¡No consigo dejar de fumar! ¡No consigo mantener la dieta! ¡No voy al gimnasio desde hace…!

· ¡Tengo muy buenos propósitos pero a la hora de la verdad me da pereza!

· ¡Me paso el día apagando incendios y no cumplo lo que había programado para hoy!

Dolor profundo, sentimiento de culpa, sumisa actitud derrotista impregnan estos comentarios, incluso cierta desazón, ya que hay otras personas que parecen disciplinadas por naturaleza, hacen lo correcto y en apariencia lo hacen sin esfuerzo. ¿Cómo lo consiguen los que son disciplinados? Aunque parezca una respuesta de perogrullo, las personas disciplinadas han logrado serlo a base de disciplina.

Si la disciplina está vinculada al aprendizaje, y no somos disciplinados a nivel personal o profesional, quizás simplemente estemos confirmando que en esa área de nuestra vida no hemos realizado los aprendizajes necesarios. Si la disciplina está vinculada a la ejecución, supone hacer lo que tengamos que hacer para realizar nuestra visión, venciendo nuestras resistencias. Ser disciplinado implica valorar las consecuencias de nuestras decisiones y reconocer que superar “el instante crítico”, momento delicado donde valoro el esfuerzo inicial en beneficio del bienestar a largo plazo puede marcar la diferencia. Con la práctica aprendo que a largo plazo vale la pena superar “el instante crítico” para lograr mis objetivos y así convertirme en una persona disciplinada.

Una de nuestras funciones como directivos es definir la realidad, a pesar de que esta no sea muy agradable. Cuando reconocemos que se requiere un esfuerzo por nuestra parte, cuando aceptamos libremente eligir hacer lo que sea necesario para cumplir nuestro compromiso, aprendemos a dar nuestra mejor respuesta. Somos disciplinados.

Imaginemos a un directivo que asiste a una feria importante con su equipo de trabajo, una feria del sector profesional de la compañía, fundamental para la organización. Este directivo llega a la feria y recoge en una enorme bolsa gran cantidad de folletos, tarjetas, muestras, está muy satisfecho con las posibilidades que vislumbra con todo el material que ha acumulado. Finalmente regresa a la empresa y en un rincón de su despacho deja el montón de información que ha ido recogiendo…pasan los días, y se dice a si mismo: “tan pronto tenga un momento lo reviso, lo ordeno y tomo notas”. Desdichadamente esto no ocurre. Poco a poco deja de ser prioritario y meses después harto de observar el recordatorio de su falta de disciplina todo aquel material termina en la papelera.

¿Qué es lo que este directivo aun no ha aprendido? ¿Qué está priorizando? ¿Qué decisión no sabe tomar? ¿Tiene visión de futuro o es cortoplacista? ¿Qué disciplina está enseñando a su equipo?

Realmente las personas somos disciplinadas en más ocasiones de las que pensamos. Me gustaría invitaros a reflexionar sobre vuestra disciplina. ¿En que situaciones eres una persona disciplinada? ¿Qué enseñanzas posees que te permiten serlo?

Si tú eres esa persona capaz de ser disciplinada en algunas parcelas de tu vida es probable que en el fondo de tu corazón encuentres:

  • Vibrante pasión y entusiasmo
  • Cualidades y talentos que estimulan tu mente y tu creatividad
  • Un propósito claro y significativo

Curiosamente en esas situaciones sabemos lo que hay que hacer y además decidimos realizamos. Y al observar el resultado experimentamos autentica alegría y obtenemos grata satisfacción.

¿Qué ocurre cuándo inspiras con tu ejemplo a las personas de tu equipo? ¿Qué sucede cuando conectas con la pasión que albergan en su corazón, sus talentos personales, y sus aspiraciones más intensas? Surge la DISCIPLINA.

El equipo directivo marca la pauta de la disciplina de la organización. Cuando el equipo directivo no es disciplinado, ¿de qué manera afecta a la cultura de su organización? Si el “discípulo” aprende del maestro y se disciplina, las personas de la organización aprenden del equipo directivo y actúan en consecuencia.

La disciplina nos permite gestionar nuestra energía i nuestros talentos y así enfocarla hacia nuestros objetivos. Cuando somos disciplinados enseñamos disciplina a nuestros equipos conectando con su pasión, sus talentos y su propósito.

Hermínia Gomà

17 de Junio de 2010

Comentarios del post

Inspirador!

Hermínia y que ocurre cuando formas parte como colaborador independiente de un equipo no disciplinado, donde tampoco eres líder o directivo, que puedes hacer en estas circunstancias? La cuestión es coma tratar con personas conflictivas y conformistas, poco comprometidas con su trabajo?

Gracias!

#1 
Escrito por Evelyn en junio 17th, 2010 @ 15:16

Estimada Herminia:
En aquests moments hem trobo molt carregat de feina (el dilluns em practiquen una intervenció quirurgica al genoll que m’está condicionant força el meu calendari) i nomes l’idea de recordar els meus objectius a llarg termini ja m’ajuda a prioritzar, i administrar millor el meu temps.
Es mes, -de rebot- m’has despertat l’interés de aprofitar per fer a partir d’ara mateix una mica de regim i baixar «aquesta panxa que no para de creixer…».
Una abraçada.
Toni

#2 
Escrito por Toni Alastuey en junio 17th, 2010 @ 16:22

Estimat Toni,

Celebro que la idea de recordar tus objetivos a largo plazo te permita priorizar i gestionar mejor tu tiempo, más aún debido a tu situación física. Recordar nuestra meta final nos pertimite tomar mejores decisiones y repercute de manera muy positiva en los resultados y en nuestra satisfacción interior. Por otro lado, entiendo que te has marcado un objetivo saludable: hacer un poco de régimen. Exactamente, ¿qué quieres conseguir?

#3 
Escrito por Hermínia Gomà en junio 18th, 2010 @ 8:57

Hola Evelyn, gracias por tu reflexión. Es una situación triste, pero lamentablemente realista y frecuente en muchos contextos laborales. Mi pregunta sería ¿realmente formas parte de un equipo con un objetivo común o sois un grupo de personas bien intencionadas?
Me parece entender que tu situación profesional actual podría estarte manteniendo en tu «zona de confort», que es el lugar en el que nos instalamos cuando estamos bloqueados, no sabemos como actuar o no queremos movernos y esperamos que la solución provenga del exterior. Aprendemos cuando salimos de nuestra zona de confort. Nuestros aprendizajes más significativos y útiles los hacemos al salir de nuestra zona de confort ¿Cómo puedes salir de la zona de confort? ¿Qué necesitas aprender para cambiar tu situación?

#4 
Escrito por Hermínia Gomà en junio 18th, 2010 @ 8:46

Bárbaro! Gracias por la orientación.

Bon cap de setmana Hermínia! 🙂

#5 
Escrito por Evelyn en junio 18th, 2010 @ 13:25

Hola!
me siento super identificada con la situación descrita por Evelyn. Ya hace tiempo que decidí hacer algo para salir de «la situación còmoda» en la que me encontraba y empecé a preparar un camino nuevo. Ahora, un cambio repentino ha provocado que pierda el trabajo pero he decidido vivirlo como una oportunidad y acabar lo que empecé. Creo que hay que luchar para conseguir nuestras metas con entusiasmo y disciplina, no nos podemos conformar con menos.
Gracias Hermínia por tus consejos!

#6 
Escrito por Sandra en junio 23rd, 2010 @ 14:48

Hola Sandra,
A la vez que lamento que hayas perdido el trabajo, celebro que decidas vivirlo como la oportunidad que necesitabas para continuar el camino que te permitirá salir de tu comodidad y puedas acabar lo que empezaste. Si tu meta ha arraigado en tu corazón encontrarás la pasión y el entusiasmo que te haga vibrar, conectarás con tu don y con la disciplina necesaria para tomar las decisiones correctas, te inspirarás en el propósito que iluminará la ruta que te has trazado. A pesar de que aparecerán obstáculos en el camino, de que en algunos momentos te cuestionarás si realmente vale la pena el esfuerzo, recuerda que dentro de tí está toda la grandeza que necesitas para hacer realidad tu sueño y que realmente nunca estarás sola, pide ayuda cuando sea preciso. Si tu no realizas tu sueño, ¿quién lo hará por tí? Sólo me queda desearte corage, ánimos y la energía suficiente para lograr tu sueño!!!

#7 
Escrito por Hermínia Gomà en junio 24th, 2010 @ 7:34

Hermínia,
tus palabras siempre son una inyección de ánimo y energía positiva, las recordaré en los momentos más difíciles.

Muchas gracias!!!

#8 
Escrito por Sandra en junio 26th, 2010 @ 14:34

Estimada Herminia:

De acuerdo con tu escrito, quisiera añadir:

+ Los directivos necesitamos alta energía y de buena salud mental y física.
+ Tener confianza y seguridad en nosotros mismos.
+ Ser organizados y prácticos.
+ Hacer buen uso del tiempo.
+ Ser buenos comunicadores.
+ Ser apasionados por nuestro trabajo.
+ Emocionarnos y entusiasmar con lo que queremos hacer.
+ Tener un buen nivel de perseverancia natural hacia la realización de las metas.
+ Tener visión y entusiasmo sincero.
+ Aceptar el papel de coordinador de personas y de equipos.
Gracias y afectuosos saludos
Alberto Aguelo
http://www.empresadehoy.com

#9 
Escrito por Alberto Aguelo en julio 9th, 2010 @ 17:32

Hola Hermínia,
formo part d’un equip de 4 persones: 1 coordinador, i advocat, un mediador i jo (tècnica acollida). Que es pot fer quan l’equip no funciona com a grup sinó com a unitats individuals, amb interessos personals concrets que impedeixen treballar conjuntament?.
Què es pot fer si el coordinador no fa de coordinador sinó que es dedica a donar instruccions puntuals, a supervisar individualment i evitar tractar els temes de fons (encaix de tot l’equip)?
Em considero una persona disciplinada (el meu coordinadora ho expressa així també), però amb aquest equip-inclòs el coordinador- em costa funcionar, intento posar ordre però finalment m’acavo esgotant. com afrontar això?

Gràcies

Eulàlia Muñoz

#10 
Escrito por Eulàlia Muñoz en julio 21st, 2012 @ 11:59

Este artículo me ha inspirado y motivado para clientes que postergan, y que » deciden no decidir» hacer aquellas cosas que quieren hacer.
Me quedo con el » instante crítico» por el que todos pasamos a menudo, y cuando pasamos a la acción es porque realmente valoramos el resultado a largo plazo sacrificando el bienestar del presente. Esto es siempre Coaching, siempre que te marcas un objetivo hay un » precio» que debes estar dispuesto pagar.

#11 
Escrito por Laura Bravo en mayo 22nd, 2014 @ 9:38

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog