Tengo un sueño. Coaching Teleológico

Post escrito por Hermínia Gomà en septiembre 11, 2011
Categorías del post: COACHING TELEOLÓGICO

 

 Tengo un sueño

 

El artículo de hoy es el trabajo de un compañero de equipo, Alex Fiol, con quien tengo el privilegio de colaborar y seguir aprendiendo, desde hace más de una década.

Como ya os he ido anunciando por otros post, desde la Escuela de Coaching Teleológico estamos desarrollando el programa de Especialista en ACT que consta de cuatro niveles (Developing, Experiencing, Mentoring y Researching). Para lograr el primer nivel, además de participar, experimentar y vivenciar los diferentes seminarios de las dos fases que componen el primer nivel (fase de recursos y fase de praxis) los participantes han de realizar un trabajo, en formato de articulo, sobre alguna de las herramientas, recursos, casos, debates o temas que se han abordado a lo largo de este I Nivel: Developing.

El artículo que os presento ha sido elaborado por este gran profesional, Alex Fiol,  que tan generosamente me ha permitido publicarlo y así, inspirarnos todos nosotros.

Alex Fiol

 

TENGO UN SUEÑO

Por: Alex Fiol Meszaros

 

 

En este artículo, quisiera hacer referencia a uno de los muchos ejercicios por parejas que realizamos en el segunda fase de la formación del primer nivel en A.C.T. y que, en mi caso, resultó especialmente revelador tanto en mi rol de coach como de coachee.

En el ejercicio, facilitado a través de preguntas muy bien estructuradas, se nos invita a hablar de nuestro sueño a fin de darle una forma definida y concreta que facilite su realización. Esto, en apariencia simple, resulta tremendamente movilizador ya que hablar de nuestro sueño representa, en el fondo, hablar de nuestros anhelos más profundos y de nuestro Ser más íntimo.

Quisiera destacar que ya de por sí, la palabra sueño, resulta hasta cierto punto engañosa, en el sentido de que  su significado más estricto hace referencia a ese mágico acontecimiento que tiene lugar, normalmente, en el período de descanso nocturno. El sueño es vivido como algo totalmente real; pero al despertar y tomar conciencia del estado de vigilia caemos en la cuenta de que ha sido sólo eso, un sueño.

Pero ¿qué ocurre con nuestros sueños despiertos? ¿qué ocurre con todo aquello que de pequeños soñábamos ser de mayores?

Tal vez por analogía, tendemos a descartarlos por imposibles, irrealizables, fantasiosos y poco realistas y si no lo hacemos nosotros ya se encarga nuestro entorno de recordarnos que dejemos de soñar y que tengamos “los pies en el suelo”.

La sesión de Coaching es un espacio seguro y de confianza donde, tal vez por primera vez, podemos hablar abiertamente y sin sentirnos juzgados de nuestro sueño. El coach, a través de preguntas, nos puede ayudar a definirlo y a creer en él a fin de superar todos los obstáculos que nos impiden realizarlo. Al fin y al cabo, qué mejor objetivo que hacer realidad aquello con lo que siempre hemos soñado

El Coaching Teleológico propone un modelo de intervención basado en el sentido último de nuestra existencia, tratando de que contestemos la gran pregunta ¿para qué?. Hablar de nuestro sueño puede ser un medio muy poderoso de conectar con este sentido último y puede ser el motor que inspire el deseo de hacer los cambios necesarios para conseguirlo.

Deseo que la lectura de este artículo os haya inspirado y pueda ser el inicio de una sabia y productiva reflexión.

¿Cuál es tu sueño?

Hermínia Gomà

11 de setiembre 2011

.

Comentarios del post

Excelente alex esa es una famosisima frase que pronuncio Martin Luther king (TENGO UN SUEÑO)En ese famoso sueño que tambien era despierto ha trasendido lo inimaginable con Obama como presidente de los estados unidos.Muchas veces no seguimos nuestros sueños porque siempre esta el amiguete,vecino e incluso de la propia familia advirtiendote de los posibles fracasos pero con el tiempo te das cuenta que casi todo el que te habla de los posibles obstaculos son siempre personas que nunca se arriesgan tengo una anecdota cuando boxeaba en mi debut no habian boxeadores muy asequibles para mi debut profesional la unica opcion era un chaval invicto y aspirante al campeonato local yo le dije a mi entranador que estaba dispuesto a pelear y mi entrenador veia mucho riesgo y yo le dije estas palabras que siempre recordare:Si pierdo como usted cree que puede pasar perdere ante un grande pero y si gano buffff el subidon que voy a dar.

#1 
Escrito por Santiago en septiembre 11th, 2011 @ 21:07

Olvide decir que gane dicha pelea …saludos

#2 
Escrito por Santiago en septiembre 11th, 2011 @ 21:09

«los sueños despiertos», es muy interesante asomarse a la ventana de nuestros deseos. Los escritores navegamos entre los pasados, y los presentes y dejamos fluir lo imprevisible y estúpido, que muchas veces no lo es tanto Saludos juan re crivello

#3 
Escrito por juan en septiembre 12th, 2011 @ 9:57

Ciertamente una buena actividad es : parar y hablar de tu sueño, eso ya es despertar .Cuántas veces me digo y escucho que quiero ser cuando sea mayor…y la respuesta genera el autocompromiso y la ilusión para lo que quiero conseguir y el ver lo que va a cambiar mi vida cuando lo logre, esto motiva y te lleva a conectar con lo que crees y así aparece la magia para relizar los cambios que te llevan a conseguirlo.
Además que bonita guia para la vida , mis sueños.
un abrazo
anamaría

#4 
Escrito por Anamaría en septiembre 13th, 2011 @ 7:49

Leyendo el articulo me ha venido a la cabeza una frase que he escuchado varias veces a lo largo de mi vida….»hay sueños que son inalcanzables»….. Hasta que punto son inalcanzables o es la propia sociedad y nosotros mismos los que limitamos nuestros sueños? Creo que es importante que desde pequeños nos inculquen la motivación por conseguir dichos sueños y si no los logramos (ya que considero que hay sueños que no dependen solo de nosotros hacerlos realidad)conseguir por lo menos que hayamos luchado por ellos.

#5 
Escrito por Lara en septiembre 15th, 2011 @ 13:10

Por cierto Alex, muchas felicidades por el articulo.

#6 
Escrito por Lara en septiembre 15th, 2011 @ 13:11

Como dice Álex, creo que una de las claves es definir nuestro o nuestros sueños. Una vez hecho esto será más palpable la posibilidad de realizarlo, buscar alternativas y nuevas miradas para conseguirlo.

#7 
Escrito por Ares en septiembre 22nd, 2011 @ 19:43

Seguir nuestros sueños es realizarnos: ser quienes somos y quienes podemos llegar a ser. Esto es, NUESTROS sueños son visiones de aquello que podemos llegar a ser, nuestra autenticidad. Ignorarlos es rechazar nuestro potencial, a nosotros mismos.

#8 
Escrito por Gisèle en septiembre 23rd, 2011 @ 14:46

Enhorabuena Álex!! Es confortante y apasionante saber que hay personas que creen que los sueños pueden hacerse realidad, que no son ideas estúpidas y sin sentido. Ojalá la humanidad se haga consciente de su capacidad de cambio y evolución y por consiguiente, se haga consciente de que los sueños meditados, planificados, con esfuerzo y compromiso son totalmente factibles. La libertad de las personas pasa por sentirse y saber que son capaces de Ser quién quieran ser.

#9 
Escrito por Diana Espinosa en septiembre 23rd, 2011 @ 20:30

Decía Confucio que lo que quiere el sabio lo busca en sí mismo y el vulgo en los demás. Dejando de lado la última parte (algo inapropiada y nada en síntonía con la filosofía del Coaching Teleológico), esto es exactamente lo que nos propone Alex. Solo reflexionando definiendo nuestros anhelos, detallando lo que estamos dispuestos a hacer para conseguirlos y nuestras opciones podremos cumplir nuestros sueños.

Y es que parece que a menudo tenemos en nuestro interior (hablo de mi experiencia y no a nivel teórico) sueños inmaduros, tal vez de nuestra niñez o adolescencia, que parecen fantasías irrealizables, pero si nos tomamos la molestia de revisarlos desde una mirada adulta, más madura, podemos llevarnos una sorpresa.

A menudo, el trecho que separa el sueño de la realidad se llama compromiso.

#10 
Escrito por Patricio en mayo 28th, 2015 @ 10:35

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog