5 Factores para mejorar la comunicación

Post escrito por Hermínia Gomà en octubre 6, 2011
Categorías del post: General

 

5 factores para mejorar la comunicación

La mayoría de personas creemos que sabemos expresarnos. Y cuando la comunicación falla, habitualmente pensamos que es el otro el que no nos comprende, no sabe escucharnos o no le importa lo que le estamos explicando. ¿Cuántas veces lo has pensado?

Si lo verdaderamente importante es que nos comuniquemos las preguntas que deberíamos hacernos son del tipo ¿Cómo conseguir que la otra persona entienda lo que estoy diciendo? ¿Qué podría mejorar en mi forma de comunicarme? ¿Qué es lo que no estoy teniendo en cuenta?

En otros casos lo que dificulta la comunicación es no preguntar lo que queremos o no pedimos lo que necesitamos, conjeturando que el otro lo intuirá o que el otro lo tiene que saber. Este “punto negro” es frecuentemente el inicio de muchos conflictos. Presuponer el conocimiento del otro puede dar lugar a los malos entendidos. Quizá es un poco de “presunción” por nuestra parte creer que el otro está pendiente de nosotros hasta tal punto que su sintonía es total y en todo momento.

Objetivo:
Preguntar lo que necesitamos saber o pedir lo que necesitamos
sin esperar que el otro lo intuya.

Otro de los factores que dificulta la comunicación es no generar un contexto adecuado. A veces estamos conversando internamente y de pronto encontramos a nuestro interlocutor e iniciamos la conversación en el punto exacto dónde nosotros estábamos sin ser concientes de que para que la otra persona siga nuestro discurso requiere de un contexto previo para poder comprender lo que estamos diciendo.

Objetivo:
Generar un contexto adecuado para que el interlocutor
comprenda de qué estamos hablando.

Para lograr que la persona tenga interés en conversar con nosotros, es fundamental que también nosotros mostremos interés por lo que la otra persona está expresando o sintiendo. A menudo no somos conscientes de que cuando la otra persona tiene la amabilidad de escucharnos y comprendernos también quiere ser escuchada y comprendida. Puede ser que ese día en concreto no tenga importancia que estemos centrados en lo nuestro, pero si lo hacemos habitualmente, llegará un momento en que la otra persona desconectará o peor aún rehuirá el encuentro.

Objetivo:
Generar un espacio de donde los dos interlocutores
muestren un interés autentico por el otro.

Otro de los factores a considerar es la flexibilidad, la capacidad de adaptación a situaciones nuevas. Cuando dialogamos si queremos que la conversación sea fluida, es fundamental que seamos flexibles, que busquemos nuevos enfoques y puntos de encuentro, adaptarnos y modificar nuestros mensajes en función de lo que la otra persona está aportando. Se trata de estar atentos a sus estados de ánimo, a como le está llegando lo que le decimos. Sus sentimientos nos conciernen y tenerlos en cuenta influirá positivamente en nuestra comunicación.

Objetivo:
Crear empatía para conseguir que la comunicación
fluya de manera natural

Por último ser conscientes de que toda comunicación implica que estamos hablando de nosotros mismos, de quienes somos, de nuestros valores, de nuestra esencia. Toda comunicación es un acto de auto-revelación que requiere valentía. Cuando estamos fingiendo, cuando queremos aparentar que somos otros levantamos la desconfianza en nuestro interlocutor. Cuando fingimos hacemos teatro, no somos creíbles y hacemos que la interacción sea incómoda.

Objetivo:
Ser nosotros mismos sin fingimientos ni representar un papel
para que la comunicación sea cómoda y autentica.

 

¿Cuál es tu área de mejora?

¿Qué objetivo mejorará tu comunicación?

A continuación me gustaría compartir este pequeño video para ilustrar de manera simpática estos objetivos.

 

Hermínia Gomà
7 octubre 2011
.