Coaching y Educacíón (I)

Post escrito por Hermínia Gomà en abril 26, 2012
Categorías del post: COACHING,General,VALORES Y COMPETENCIAS

Coaching y Educación (I)

Los cambios que nuestra sociedad está experimentando en los últimos años están también afectando al mundo de la docencia. Estos cambios impulsan a los docentes a buscar nuevas estrategias, modelos, tecnologías, recursos y conocimientos para adaptarse a las nuevas demandas y necesidades del alumnado.

La globalización de la sociedad, con sus altos niveles de competencia, representa un reto para cualquier sistema educativo. En nuestro país, somos muy afortunados por contar con docentes muy preparados, que autogestionan su trabajo, que asumen sus responsabilidades, que innovan continuamente y que están altamente comprometidos con su labor. Para muchos de ellos, el coaching, se está configurando como una potente disciplina para reforzar sus competencias, liderar sus aulas, conectar con su vocación, en definitiva, inspirarse e inspirar a sus alumnos.

Actualmente las nociones teóricas están al alcance de todos con un simple clic. Esto comporta que lo que tradicionalmente se esperaba de un docente, es decir, la transmisión de conocimiento, no será suficiente en un futuro muy cercano. El valor educativo que puede aportar un docente no es solo  aquello que se pueda transmitir, sino su capacidad para que los alumnos descubran por si mismos lo que realmente necesitan para construir su itinerario profesional.

El aprendizaje de nuevas competencias y destrezas será imprescindible para adaptarnos a los nuevos retos que se nos presentan. Competencias como la creatividad, la empatía, la escucha activa, el arte de preguntar y dar un feedback estimulante, una actitud de sorpresa ante lo que se nos presenta, intuición, desarrollo emocional y todas aquellas competencias que nos permitirán acercarnos a nuestros alumnos desde perspectivas más entusiasmantes . El rol del educador se amplia de transmisor de un saber a acompañante del saber hacer.

Afortunadamente, en toda la tradición pedagógica podemos encontrar a muchos representantes para los que la reflexión y el cuestionamiento propio y de sus alumnos  forma parte de su hacer cotidiano. Para ellos, el coaching servirá para potenciar sus competencias y seguir inspirando día a día a los demás.

El Coaching puede ofrecer a los docentes un nuevo enfoque a la hora de intervenir en el aula (con los alumnos) y de interactuar  fuera de ella (con el equipo docente, con los padres…). La metodología propia del coaching puede ser un complemento para el mundo de la pedagogía y dotar de herramientas y técnicas a los profesionales que participan en el sistema educativo, desde los cuadros directivos, jefes de estudios, tutores, orientadores y como no a los estudiantes. El coaching puede ayudarles a potenciar las competencias que necesitan para realizar su labor educativa.

Es una disciplina por la que muchos profesores y maestros están interesados. En cada promoción de nuestro Master de Coaching y Liderazgo Personal participan más docentes en formación continua que saben de la enorme utilidad y del vasto campo de aplicación que esta metodología les ofrece para conseguir mejores resultados con su alumnado tanto a nivel académico como motivacional.

El coaching no sólo es una metodología, es un proceso de cambio. Hoy en día muchos profesores son concientes de que necesitan nuevas estrategias para lograr la implicación y el compromiso de sus alumnos en su propio aprendizaje. ¿Cómo mantener la atención en el aula? ¿Cómo reconocer el potencial de cada alumno? Uno de los aspectos que me parecen más interesantes y que personalmente me inspiran más es, que para poder hacer estas preguntas hacia fuera, primero las hacemos hacia adentro: ¿Qué me mantiene atento en mi labor educativa? ¿Cuál es mi propio potencial como docente?

Desde el Institut Gomà trabajamos con organizaciones públicas y privadas y entre ellas están las instituciones dedicadas a la enseñanza, por ejemplo, colaboramos con  el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya, en sus escuelas de verano. Llevamos varios años capacitando a sus tutores-orientadores para que puedan incorporar el coaching en sus interacciones con sus alumnos. También, en el Departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya hemos realizado formación en Coaching, para todos los directores y directoras de las LLars d’Infants de Catalunya, por citar algunos ejemplos.

El Coaching es una disciplina especialmente vivencial y experiencial, lo que permite que el aprendizaje sea significativo. Como cualquier disciplina posee una metodología, terminología, técnicas y recursos que le son propias, tanto para el crecimiento personal como profesional de cada persona, teniendo en cuenta sus necesidades, fortalezas, valores, aspiraciones y el medio en el que se desarrolla. Como decía anteriormente, es una disciplina que no podemos aplicar si antes no la hemos vivido personalmente. ¿Cómo podemos pedir que nuestros alumnos reflexionen sobre sus competencias si antes no lo hemos hecho nosotros?

El coaching nos invita a la reflexión para pasar a la acción. La introspección será fundamental para descubrir qué docente somos realmente:

  1. ¿Qué docente soy?
  2. ¿Cuál es mi rol como docente?
  3. ¿En qué situación me encuentro en estos momentos?
  4. ¿Qué me hizo tomar la decisión de ser docente?
  5. ¿Cuál es mi verdadera vocación?
  6. ¿Qué fortalezas tengo como docente?
  7. ¿Qué áreas de aprendizaje competencial quiero desarrollar?
  8. ¿Para qué elegí ser docente?
  9. ¿Qué docente quiero ser en el futuro?
  10. ¿Qué me inspira cada mañana para ser el mejor docente que puedo llegar a ser?
  11. ¿Qué liderazgo ejerzo en el aula?
  12. ¿Cuál es mi actitud en el aula?
  13. ¿Qué me satisfacemás como docente, que dependa exclusivamente de mi?
  14. ¿Qué necesito para seguir desarrollándome como docente?
  15. ¿Quién es un modelo de referencia para mí, en mi rol de docente?

A partir de estas reflexiones previas puedo ir desvelando mi propia definición. ¿Cómo te defines tú? Yo personalmente me defino como “maestra”, por vocación, por convicción y porque me siento comprometida a aportar mi granito de arena, en la construcción de un mundo dónde cada persona se haga responsable de sus dones y competencias, y se atreva a liderar su vida; una vida que cumpla un propósito con sentido. Para mi el docente no es un mero técnico, es alguien que cree en lo que está haciendo y escucha su propia voz para saber escuchar la voz de sus alumnos y que estos puedan descubrir su propia voz.

Todos sabemos que la educación es un pilar básico para el desarrollo de nuestra sociedad. Para ello, los docentes no solamente hemos de ser competentes como profesionales de la pedagogía y especialistas en nuestras materias, sino que además, necesitamos sentir nuestra labor como una vocación, una vocación que nos inspire para ejercer en el aula el liderazgo que nuestros alumnos precisan ¿Para qué? Para que ellos mismos encuentren en su interior su propia inspiración para seguir estudiando y formándose con ilusión y alegría.

El coaching nos ayuda a desarrollar nuestro propio liderazgo. Los centros educativos necesitan docentes inspirados y que lideren a sus alumnos para que estos desarrollen su enorme potencial y puedan vivir vidas satisfactorias. En todos los sectores y ámbitos educativos necesitamos profesionales que sean líderes en sus aulas, que sean un ejemplo para sus alumnos y que luchen para que su profesión sea valorada, reconocida y apreciada por todala sociedad. Elcoaching educativo puede ser un complemento que apoye a estos profesionales para que logren los resultados exitosos que nuestra sociedad precisa.

 Hermínia Gomà
26 abril 2012

 

Etiquetas: ,