Código Deontológico y Coaching Teleológico

Post escrito por Hermínia Gomà en junio 5, 2012
Categorías del post: COACHING,COACHING TELEOLÓGICO,General

CÓDIGO ÉTICO de la ESCUELA DE COACHING TELEOLÓGICO

INTRODUCCIÓN

Desde la Escuela de Coaching Teleológico proponemos un código deontológico que sigue los estándares de conducta ética del ICF (International Coach Federation) y que servirá de marco para el ejercicio de la profesión de coach teleológico.

Un código deontológico es un documento donde se recogen los criterios, normas, valores y principios éticos que asumen aquellas personas que realizan correctamente una actividad profesional. Un código deontológico regula las actuaciones de una comunidad de profesionales fijando los límites de su propia praxis. Habitualmente estos códigos se regulan a través de los colegios profesionales (psicólogos, médicos, periodistas…). En el caso de los profesionales del Coaching Teleológico que estén adscritos a un colegio profesional (psicólogos, médicos, enfermería, fisioterapia, etc) ya siguen este código que les es propio. En el caso de profesionales del coaching teleológico que no estén adscritos a ningún colegio profesional sugerimos que lean y hagan suyo el Código de la ICF. La institución que se ha encargado de redactar éste código es la ICF (International Federation Coaching). Este código fue creado y pactado de manera común y unánime por los miembros profesionales de dicha federación. Son pautas de conducta a seguir y cuyo objetivo es realizar nuestro trabajo de forma ética, correcta, adecuada y eficiente.

La International Coaching Federation (ICF – http://www.icf-es.com/mwsicf/ser-coach-de-icf/codigo-deontologico-icf-espana) ha definido 11 competencias principales que se han de desarrollar para garantizar la excelencia del coach. Este hecho ha determinado que la gran mayoría de los profesionales del Coaching acepten a priori que esas competencias son las que todo coach debe tener. También es cierto que otras asociaciones como la Internacional Association of Coaches, contemplan desarrollar 15 competencias fundamentales para garantizar el buen hacer del coach y así lograr su certificación.

La Escuela de Coaching Teleológico define las siguientes competencias principales que ha de desarrollar un Coach Teleológico:

  1. Creencias básicas del profesional:
    1. Cree que la persona puede alcanzar sus objetivos, en sus posibilidades de transformación y confía en su capacidad de cambio y aprendizaje.
    2. Construye una relación y un entorno basado en la confianza y la confidencialidad entre el coach y su cliente.
    3. Cree en una relación adulto – adulto con el cliente.
    4. Cree en la colaboración mutua en la que ambos contribuyen juntos en el desarrollo del proyecto del cliente.
  2. Sabe prepararse para iniciar una sesión.
  3. Respeta la metodología que configura toda conversación teleológica.
  4. Está presente y conectado.
  5. Respeta el ritmo de la persona y su agenda.
  6. Conoce el valor de los silencios en los procesos de introspección.
  7. Su escucha es empática, activa y plena con la finalidad de entender y comprender a su cliente.
  8. Conoce los estilos de aprendizaje perceptivo de sus clientes.
  9. Acompaña al cliente en la definición del problema, el objetivo y los resultados que espera lograr a través del proceso.
  10. Sabe ser justo con sí mismo

Para la ICF, adherirse al código deontológico sería una competencia básica propia del Coaching.  Desde el Máster en Liderazgo Personal y Coaching Teleológico que se forja en la ECT, entendemos que el código deontológico es la base ética bajo la cual deberíamos trabajar el conjunto total de las competencias profesionales y que si hablamos de liderazgo personal éste se asienta sobre unos principios éticos y por tanto no lo considera una competencia, sino el pilar sobre el que se asienta el rol de coach teleológico.

Cuando tomamos la decisión de acompañar a nuestros clientes en procesos de coaching teleológico, somos conscientes del compromiso, respeto y responsabilidad que esta práctica requiere de nosotros. Las decisiones más éticas en cualquier profesión las guía el código deontológico que le es propio. Adherirnos a este código deontológico significa que conocemos y comprendemos los principios éticos y los estándares del coaching y que nos comprometemos a vivirlos y aplicarlos de manera responsable en todas las situaciones en las que ejerzamos el rol de coachs teleológicos.

Cuando decimos que nos guiamos por un código deontológico significa que somos competentes para tomar decisiones éticas, según unas normas que se han acordado entre un grupo de profesionales que las consideran básicas para practicar correctamente nuestra profesión.

En primer lugar debemos comprender que este código ético es independiente del área de intervención de coaching que realicemos (equipo, ejecutivo, personal, empresarial…) o de la escuela a la que pertenezcamos (teleológica, ontológica, sistémica…).

En segundo lugar hemos de comprender que guiarnos por un código ético significa que no hay “un mínimo” que podamos cumplir, sino que es “un todo” fundamental. Si dejamos de guiarnos por este código dejaríamos de ser coachs y de cumplir la función por la que hemos sido contratados.

Sin la guía de un código deontológico, ninguna de las competencias, por muy bien desarrolladas que estuvieran tendría sentido. No se puede compensar la falta de ética con ninguna competencia.

Uno de los aspectos más relevantes del código es el valor de la confidencialidad entre el coach y su cliente. Es una condición clave para que pueda tener lugar una conversación segura y valiente. Cuando la organización tiene un interés en el resultado, la condición que establezco con RRHH, es que en cualquier conversación que quieran tener conmigo, siempre estará presente el cliente. Mi compromiso, si hay el requerimiento de una devolución final, es que la hará el cliente y yo estaré presente. Personalmente, acostumbro a preparar la sesión de devolución conjuntamente con el cliente que elige aquello que considera de interés para la organización, obviando aquello que pertenece a su círculo personal.

La confidencialidad no es una competencia, es un valor. Un valor que nace de nuestros principios de honestidad y lealtad.

Es responsabilidad de todos los coachs velar por el cumplimiento y la buena praxis de los profesionales que nos dedicamos al coaching teleológico, de esta manera lograremos el reconocimiento y el prestigio que esta joven profesión requiere.

CODIGO DEONTOLÓGICO

La ética profesional del Coaching Teleológico se ajusta en términos generales a las reglas éticas y morales del ser humano aplicables a los Coaches (clientes), y en términos específicos de su profesión, reconoce la necesidad de velar por los intereses de los Coachees para su correcto desarrollo.

FILOSOFÍA

La Escuela de Coaching Teleológico se adhiere a una forma de coaching  que considera al cliente como el experto en su vida,  trabajo y/o empresa,  creyendo que toda persona es creativa, competente y completa en sí misma. El coaching teleológico es un proceso de continua relación entre el coach y su cliente que ayuda a las personas a lograr los cambios necesarios para lograr los objetivos que se han propuesto en sus vidas, carreras, trabajos u organizaciones. Durante el proceso los clientes profundizan en su aprendizaje, aumentan su rendimiento y mejoran su calidad de vida. Los resultados obtenidos dependerán de las intenciones, elecciones y acciones del cliente, acompañado por el coach y la aplicación del proceso de coaching teleológico.

Partiendo  de esta  base, la responsabilidad del profesional es:

– Descubrir, aclarar y alinear qué quiere lograr el cliente.

– Estimular al cliente a autodescubrirse.

– Obtener del cliente sus propias soluciones y estrategias.

– Mantener la responsabilidad del cliente.

ESTANDARES DE CONDUCTA ETICA

Conducta profesional a largo plazo

  1. Me orientaré de manera tal que refleja el coaching como una profesión y  me abstendré de hacer cosas que dañen la compresión del público y la aceptación del coaching como una profesión.
  2. Me comprometeré con los acuerdos que haga en todas mis relaciones. Construiré claros acuerdos con mis clientes que incluirán: confidencialidad, informes de progreso y otros particulares.
  3. Respetaré los esfuerzos y contribuidos de los demás.
  4. Respetaré  la creatividad y el trabajo escrito de los demás promocionando mis propios materiales y no falsificándolos presentándolos como propios.

Conducta profesional con clientes

  1. Reconozco exactamente mi nivel de competencia en coaching teleológico, y no exageraré mis calificaciones, especialidades o experiencia como coach.
  2. Me aseguraré que mi cliente comprende la naturaleza del coaching teleológico y los términos de los acuerdos de coaching entre nosotros.
  3. No mentiré ni engañaré intencionadamente o haré falsas afirmaciones acerca de lo que mi cliente recibirá del proceso de coaching o de mí como su coach.
  4. No daré a mis clientes o a probables clientes, información o consejos que yo sé que pueden ser engañosos o que van más allá de mis competencias.
  5. Estaré alerta para informar a mi cliente en caso de no estar beneficiándose del proceso de coaching, y  fuera conveniente que trabaje con otro coach o recurso, y dado el caso, ayudaré al cliente a realizar este cambio.

Confidencialidad / Privacidad

  1. Respetaré la confidencialidad de la información de mis clientes, excepto que sea autorizado por mi cliente o requerido por la ley.
  2. Obtendré acuerdos con mis clientes antes de dar a conocer o publicar sus nombres como clientes o referencias o alguna otra información que pueda identificarles.

Conflictos de interés

  1. No crearé conflictos entre mis intereses y los intereses de mis clientes.
  2. Cuando algún conflicto actual o potencial surja, lo revelaré abiertamente y discutiré  a fondo con mi cliente como resolverlo de la mejor manera posible para mi cliente.
  3. Revelaré a mi cliente toda compensación anticipada por terceras partes que yo recibiera por referencias o consejo que concierne al cliente.

 

Por si estáis interesados os facilito el enlace del código deontológico de ICF, por cuyo cumplimiento vela la Comisión Ética de ICF

Buen Coaching!!!!!

Hermínia Gomà
5 junio 2012
 
Otros enlaces interesantes:
 https://www.youtube.com/watch?v=xkSTNhS-eq0
https://www.youtube.com/watch?v=v3_sER6aBs