Nuevas metáforas para inspirarnos como Coachs e inspirar a nuestros clientes

Post escrito por Hermínia Gomà en agosto 23, 2012
Categorías del post: General

Nuevas metáforas para inspirarnos como Coachs
e inspirar a nuestros clientes

 

Definitivamente, Santiago es una ciudad maravillosa. Aquí estoy, viviendo y conociendo gente extraordinaria con la que compartir experiencias y seguir avanzando en temas de Coaching y Liderazgo Personal.

Entre seminario y seminario, pude acercarme a visitar un rincón muy especial a los pies del Cerro de San Cristóbal, en el actual barrio de Buenavista. Seguro que ya lo habéis adivinado, recorrí la vivienda de Pablo Neruda y Matilde Urrutia, bautizada como “La Chascona”, apodo que Neruda otorgó a su amante, por su abundante cabellera rojiza (En Italia te bautizaron Medusa por la encrespada y alta luz de tu cabellera y yo te llamo chascona y enmarañada mía, mi amor conoce las puertas de tu pelo‘). Es una casa llena de recovecos y escondites, como la mente y el corazón humanos.

La Chascona

A pesar de mi ávida mirada de turista, no pude dejar de vivir la experiencia como Coach. La gentil guía que nos acompañó en el itinerario, supo transmitirnos no sólo a la persona que fue Neruda, sino algo mucho más intangible: sus sueños y su manera de vivir la vida. Al finalizar la visita, me detuve en la pequeña entrada, dónde se exponen las diversas obras de este poeta y no pude resistir la tentación de adquirir un pequeño cuaderno titulado, Libro de las preguntas, uno de los ocho textos que permanecieron inéditos al momento de la muerte de Pablo Neruda, donde con gran sencillez cuestiona ciertos hechos que damos por supuestos:

¿Por qué los árboles esconden
el esplendor de sus raíces?

Lo que inmediatamente me lleva al Coaching Teleológico, transformando esta pregunta para cuestionarnos a nosotros mismos:

¿Para qué escondes el esplendor de tus raíces?  ¿Cómo te hace sentir? ¿Dónde lo escondes? ¿Qué te impide manifestarlo? ¿Qué ocurre cuando lo reconoces y expresas?

Cuantas veces, sin ser concientes de ello, lo hacemos. Ocultamos a nuestra mirada aquello que realmente nos nutre, nos da fuerza y nos sostiene. ¿Cuáles son las raíces que te permiten crecer y desarrollarte? ¿Sostenerte y elevarte? En otros casos lo olvidamos, relegamos su importancia. En los procesos de Coaching Teleológico, acostumbramos a formular a nuestros clientes preguntas que cuestionan aquello que están cubriendo, desvelando el esplendor que ocultan en su interior.

¿Quién en su juventud no leyó el poema “Puedo escribir los versos más tristes esta noche….”, y acunó su alma y ensalzó su espíritu romántico y melancólico con ellos? Sus versos siguen despertando anhelos y pasiones. La poesía puede ofrecernos a los coachs, grandes metáforas para inspirar a nuestros clientes. ¿Cuáles son las que a ti, te inspiran a lograr cambios, a creer en ti, a soñar, a fraguar esperanzas?

Hoy, como Coach, me gustaría compartir con vosotros una metáfora. Encuentro que las metáforas son una herramienta muy poderosa en los procesos de Coaching Teleológico. Esta metáfora, está colgada en una de las paredes de La Chascona, concretamente en el living. Se trata de un retrato realizado por Diego Rivera, pintor mexicano, durante su visita a Chile en 1953. En esa época, Matilde era la amante de Neruda y él la llamaba Rosario para no dar su verdadero nombre. Una de los perfiles es Rosario, la amiga de Neruda a los ojos de la gente; otro es Matilde, la amante. Pero además, Rivera, ocultó un secreto en el cuadro. Si os fijáis bien, podréis descubrir en el pelo de Matilde el perfil de Neruda.

Este retrato, para mi, es tremendamente inspirador. ¿Cuantas veces fingimos ante los demás alguien que no somos? ¿Cómo nos hace sentir? ¿Quién somos realmente, la imagen que proyectamos o los sentimientos que realmente nos hacen vibrar? ¿Lo que se ve o lo que se oculta? Se me ocurren infinidad de preguntas, en primer lugar para cuestionarme yo misma y después para profundizar con mis clientes en su propio autoconocimiento.

 

Buen Coaching a todos y todas

Hermínia Gomà
Santiago de Chile
23 de Agosto 2012

 

Comentarios del post

Hola herminia, que envidia me encantaria estar contigo alimentando mis raices con tu sabiduria y la que el pais desprende.

Neruda: que decir de una persona contantas raices literarias, creo que esas raices hacen que el arbol crezca alto lozano y vigoroso. Y van pasando los años te nutres de sabiduria.

Estas muy guapa en la foto
Muchos besos.

SaraL.

#1 
Escrito por Sara en agosto 23rd, 2012 @ 17:27

Al inicio del artículo pense que ibas a hablar de nuestra morada interior, los cuartos y estancias de la casa que es nuestra alma. El jardin, la cocina, la habitacion de invitados, la sala de estar, el baño, el dormitorio, el cuarto de los trastos, la biblioteca …. Y me pareció un ejercicio precioso de desarrollar. Lleno de metaforas y de referentes comunes y evocadores.
Después he visto el tema de las raices, lo que nos sostiene y nos da fuerza, y me ha venido al pelo para un proceso donde precisamente la persona no sabe donde agarrarse y por donde empezar.
Bueno pues eso, que gracias, por la pregunta y la inspiracion. Claro que estos dias con todos los kilometros en bicicleta que estoy haciendo, tanta transpiracion pues como que me tambien me inspiro facilmente.
Thomas Edison dijo: «La invención es un 99% de transpiración y un 1% de inspiración.»

#2 
Escrito por Andreu en agosto 23rd, 2012 @ 19:23

Gracias, Hermínia, por compartir la metáfora y las preguntas poderosas!

Observar las raíces es mirar hacia adentro (introspección) y desvelar (consciencia) lo que nos sujeta a la tierra y nos mantiene en pie (fortalezas) cuando arrecia la tormenta (miedo, incertidumbre). Las raíces nutren la exuberancia i la vitalidad de tronco, ramas, hojas y frutos (crecimiento, sueños) y acompañan silenciosas durante el frío invernal (tristeza, reflexión).

Buen Coaching y un abrazo!
Lluís Sanmiquel

#3 
Escrito por Lluís Sanmiquel en agosto 23rd, 2012 @ 22:07

Hola Herminia,
Me alegro que disfrutes de esa gran ciudad y de la gente de ese hermoso país al que espero tener la oportunidad de volver algún día…grandes recuerdos guardo yo de mis días en Santiago ó en Puerto Varas, Puerto Montt y antofagasta…felices y plenos, aunque ahora me doy cuenta que sólo con las gafas de turista…me faltaba eso: La mirada del Coach…de ahora en adelante eso soy y por eso no volveré a perder las oportunidades tan maravillosas que se nos cruzan al conocer lugares nuevos.
Te mando un abrazo fuerte
Noemi

#4 
Escrito por Noemi en agosto 24th, 2012 @ 6:55

Fabuloso no se como expresarme para decierte todo lo que aprendes com tu manera ser,envidia de la buena es lo que siento ahora por no poder estas a y contigo pero se que tu ya nos trasmitiras todo lo bueno de esta experiencia tan importante para ti.

Cuidate mucho y hasta la vuelta.

Rosa Mari

#5 
Escrito por Rosa Mari Diaz en agosto 24th, 2012 @ 9:54

El maravilloso esplendor de cada ser, posee sus propias grandes raíces, esas que con gran sapiencia saben guardar cada gota de experiencias para nutrirnos en el diario vivir, para darnos el sabor del saber y el sentir en el momento adecuado.

Vivencias llenas de pasajes, forjan su robustez en cada una de sus extensiones, algunas afloran y dan muestra de lo maravilloso del existir, marcando precedente instantáneo en cada centímetro de crecimiento, otorgándoles la voluntad absoluta y decidida de perder el miedo a lo desconocido.

Aquellas con libertinaje, empoderadas toman la iniciativa de crecer y fortalecerse para seguir su camino hacia la apertura, al descubrimiento de los recovecos mundanos y de gozar cada nuevo hallazgo de luz, cual elemento existencial resultante.

Fuerza terrenal, vitalidad inmaculada, vals onírico, cobijan la concepción de nuevas frágiles raíces y es aquí, donde el nuevo ciclo, da vida al Ser, al Vivir y al Vibrar.
……

Herminia, he tenido la oportunidad de conocerte en la misma ciudad que hoy ya anhela anticipadamente tu regreso ( Santiago- Chile), Gracias por motivarme a retomar un camino ensordecido, a darle sorbos del ¨ Yo Siento ¨ nuevamente a mis raíces.

Nos vemos pronto en nuevos desafíos, un gran abrazo.

#6 
Escrito por Cristian Moir en agosto 25th, 2012 @ 4:26

Excelente Herminia como todos tus artículos me hace mirar hacia dentro te mando un beso muy grande y que nos podamos ver pronto

#7 
Escrito por Santiago en agosto 25th, 2012 @ 18:02

¡Qué mirada de Coach-Turista tan estupenda Hermínia! También me ha encantado tu frase final: «Se me ocurren infinidad de preguntas, en primer lugar para cuestionarme yo misma y después para profundizar con mis clientes en su propio autoconocimiento.»
En el desarrollo personal y profesional del Coach es fundamental la continua auto-reflexión para el crecimiento continuo, lo que yo llamo «mirarme a mí mismo con mirada de Coach»; esa mirada que también te hace acompañar a tu Coachee de la mejor manera posible, ¿cómo te va ayudar además a ti mismo/-a???. Aunque de sobras conocido y, si queréis, muy básico, me parece que el cuento-metáfora del «Buda de Oro» nos viene al pelo aquí para Coaches y Coachees. Nuestras/sus raíces ocultas = Nuestro/su Buda de Oro.
¿Cómo aplicamos esto mismo a nuestros Coachees para su crecimiento y también a nosotros mismos para el nuestro?
Un abrazo.

#8 
Escrito por josep gendra en agosto 30th, 2012 @ 11:34

Herminia,

fantástico tu artículo!

Me encantan muchas cosas y, en concreto, las reflexiones que haces a través del retrato de la Chascona.
Al leerte me transportabas a mis «raices» de formación de coaching ontológico y luego corporal- emocional que fueron allí en Santiago como muy bien sabes .Y también todos los encuentros con las casa de Neruda en el barrio de Suecia en Santiago y Valparaíso. Maravilloso! me has hecho viajar y volver a mis raices coachinianas….
¡Cuánto me alegro que hayas estado en Chile!
Un cálido abrazo,
Lídia

#9 
Escrito por lidia torres belmonte en septiembre 13th, 2012 @ 22:16

te llego mi msm esto de la casa neruda.es impresionante yo estuve en la casa de la playa en san antonio chile estoy casa con un chileno

#10 
Escrito por MARIA ROSA FITIPALDI en septiembre 18th, 2012 @ 17:13

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog