Cómo mejorar el Carácter

Post escrito por Hermínia Gomà en mayo 23, 2014
Categorías del post: General

MARCO

 

Cómo mejorar el carácter

Marco Aurelio en sus Meditaciones hace la siguiente recomendación:

             “Desde el amanecer dite a ti mismo: me encontraré con un indiscreto, un desagradecido, un prepotente, un mentiroso, un envidioso, un egoísta. Todos estos defectos emergen desde su ignorancia […]. Habiendo comprendido que la naturaleza de quien comete estas faltas es del mismo linaje que el mío, y no de sangre ni de semejanza, sino como partícipes de la inteligencia divina, yo no puedo sufrir ningún daño de ninguna de estas personas. Porque nadie tiene el derecho de cubrirme de vergüenza, ni puedo enfadarme con un congénere, ni odiarlo.”

En algunas ocasiones nosotros podemos ser esa persona de la que nos advierte Marco Aurelio, esa con la que nos podemos encontrar. Como él afirma, es desde la ignorancia de nosotros mismos que emergen nuestros defectos. ¿Has perdido la paciencia con alguien? ¿No paras de discutir? ¿Has reaccionado exageradamente? ¿Estás enfadado? A pesar de esforzarnos, no siempre sabemos resolver nuestros conflictos como querríamos, conflictos que en primera instancia parecería que son con los demás y finalmente descubrimos que son con nosotros mismos.

Quizá hemos aprendido a contar hasta diez, respirar profundamente e incluso a pedir disculpas y sonreír… con una gran fuerza de voluntad. No es fácil escuchar. No es fácil escucharnos a nosotros mismos. Hay una pregunta que me gusta lanzar a mis alumnos y clientes: ¿qué prefieres, tener la razón o ser feliz? La respuesta es unánime: ser feliz. ¿Entonces? Queremos ser felices, pero, cuando tenemos la razón, ¡la tenemos! Y en esos momentos sale “el alien” que llevamos dentro y reaccionamos, nos transmutamos en otro ser irreconocible.

Imaginemos que fuera cierto que preferimos ser felices y que estamos dispuestos a mejorar nuestro carácter para poder relacionarnos mejor. En ese suponer somos capaces de escuchar y podemos pedirle a esa persona que nos ayude a entenderla. Como no interpretamos que “la razón” del otro es un ataque personal, dejamos de defendernos, no nos sentimos heridos ni ofendidos. En lugar de huir o atacar decidimos quedarnos, sonreír, abrir nuestra mente y nuestro corazón. Decidimos salir “del tema” para priorizar el buen entendimiento con la otra persona.

No es sencillo ser feliz. A veces podremos y otras no. Modelar nuestro carácter es una empresa titánica, que requiere dedicación. La vida es tan generosa que continuamente nos ofrecerá oportunidades para volver a practicar. ¡Aprovechémoslas! Sigamos trabajando en nuestro liderazgo personal, en nuestro carácter. Cuánto más arduo sea el camino hacia el otro, más fuerza de carácter necesitaremos para transitarlo. En esas situaciones importantes, vitales para nosotros, necesitaremos, aún más, conectar con ese lugar tan especial que mora en nuestro interior y que hemos forjado con respeto y amor hacia nosotros. Ese espacio interior del que podremos extraer la paz interior que permitirá conectarnos con lo verdaderamente importante: liderar nuestra vida.

Marco Aurelio en el mismo capítulo de sus Meditaciones nos recomienda:

                 “En todo momento preocúpate decididamente, como romano y como hombre, de hacer aquello que tienes entre manos con seriedad escrupulosa y sincera, con amor, con independencia y con justicia […]. Lo conseguirás si haces cada una de tus acciones como si fuera el último día de tu vida, libérate de cualquier superficialidad, de tu reactividad emotiva, de la hipocresía, del egoísmo […]. Ya te das cuenta que no son muchas las cosas necesitas dominar, si uno desea vivir una vida plácida.”

Me gustaría compartir con vosotros una serie de reflexiones para mejorar el carácter, encontrar la paz interior y relacionarnos constructivamente con las demás personas.

  1. Comprométete con tu cambio personal. Márcate pequeños objetivos que estés dispuesto a cumplir. Al cumplirlos te sentirás más seguro, confiado y creerás cada vez más en ti mismo.
  2. Cuídate de manera integral. Cuida tu mente, tu cuerpo, tu corazón y tu espíritu. Aprende de lecturas inspiradoras, genera pensamientos positivos, estudia temas que despierten tu interés, contacta con la naturaleza, haz ejercicio físico cada día, come de manera sana y nutritiva, duerme lo necesario para sentirte descansado, disfruta de lo que haces, reserva espacios para ti mismo, medita o busca momentos de calma y reflexión personal o conversa con mentores que te ayuden a cuestionarte a ti mismo desde otros lugares, expresa tu amor y afecto a las personas que te importan.
  3. Interactúa con humildad. La percepción que tienes de la situación depende del lugar desde donde la estás observando. Cómo no tienes ojos en el cogote, seguro que la información de que dispones es parcial. No es muy inteligente ser orgullosos ni tercos cuando sólo disponemos de una versión de la realidad. Interésate por descubrir la otra versión.
  4. Discúlpate sinceramente, libérate rápidamente. Dicen que “errar es humano y perdonar es divino”. Discúlpate honestamente y asume las consecuencias de tus errores. Despréndete velozmente de los agravios que hayas podido recibir. Sólo nosotros podemos sentirnos ofendidos. Siempre podemos decidir ofendernos o comprender que el otro lo está haciendo “al máximo de su competencia”. ¿Piensas darle el poder al defecto del otro? Recuerda que tú también estás en “fase de aprendizaje, mejorando tu carácter”. De la misma manera que la otra persona desconoce tu determinación por mejorar, tú no puedes estar seguro de que el otro no lo esté intentando con igual ahínco que tú.
  5. Agradece profusamente. No pienses que el otro ya sabe que está muy agradecido, ¡Díselo! Exprésale específicamente lo que le agradeces y lo que ha significado para ti su acción. Demuéstrale de manera especial tu gratitud, sobre todo a las personas más cercanas, por su escucha, su bondad, su paciencia, su generosidad, sus ánimos, por creer en ti y apoyarte (especialmente cuando tú mismo no lo hacías). Valórales qué estén allí, en los momentos difíciles. Por ser como son y ayudarte a mejorar cada día. Por confiar en tu consejo o discreción al compartir contigo sus humanidades. Por retarte y pedir más de ti, de lo que tú darías por ti sólo.
  6. No te compares. Las comparaciones son odiosas. Si quieres cometer un atentado contra tu autoestima solamente has de compararte. Cuando nos comparamos baja la autoestima y somos más propensos a ponernos a la defensiva, a sentirnos más susceptibles y por tanto es más fácil que reaccionemos. Tú eres una persona única, diferente, especial, en la misma medida que la persona con la que te relacionas es única, diferente y especial. No te coloques en un plano de inferioridad, ni pongas al otro en un plano de superioridad (o al revés). Compartís que sois seres humanos con independencia de vuestro rol, preparación o estatus económico.
  7. Busca soluciones en las que ganéis todos. No te conformes ni cedas de la misma manera que no permitas que la otra persona se conforme o ceda. Estar siempre cediendo por miedo al conflicto, al final tiene graves consecuencias. Aprende de manera creativa a encontrar una alternativa en la que todos ganéis. No aceptes que alguien pierda, no aceptes perder. Genera condiciones para que el acuerdo sea posible. Procura que “tener la razón” no sea tu principal objetivo, sino que la búsqueda de felicidad, de abundancia, de bienestar para ti y los demás sea tu verdadera prioridad.

Con estas 7 orientaciones presentes podemos empezar a forjar nuestro carácter y liderar nuestra vida.

Para finalizar este escrito me gustaría hacerlo con otra sentencia del mismo libro de Marco Aurelio:

            “Nada es más miserable que el hombre que recorre en círculo todas las cosas y que “indaga” como dice el poeta Píndaro, “las profundidades de la tierra” e investiga, mediante conjeturas, lo que hay en el alma de los vecinos, pero sin darse cuenta que sólo necesita estar atento únicamente al dios que habita en su interior y servirlo con sinceridad. El servicio a este dios interior consiste en preservarse de toda reactividad, irreflexión y disgusto hacia las cosas que provienen de los dioses y de los hombres.”

Hermínia Gomà
23 mayo 2014
Barcelona

 

 

Etiquetas:

Comentarios del post

Gracias por este post, Hermínia. Al leerlo me ha recordado cuando tratábamos en el grupo el caso de algún conflicto personal que queríamos resolver.
Cómo la perspectiva de «lo hacen al máximo de su competencia», lograba abrir un nuevo enfoque de la situación, que hasta ese momento no se había contemplado. A partir de entonces, ya era más capaz de afrontar el conflicto con la persona con una actitud más constructiva. Sin reaccionar, sin sentirme atacada. Yo pensaba: «Vale, no es para fastidiarme, es que lo hace al máximo de su competencia.» Y eso me servía y me sirve.
Un abrazo. Nos vemos en el Congreso!

Yolanda F.

#1 
Escrito por Yolanda Fleta en mayo 23rd, 2014 @ 12:00

Me encantó el artículo Herminia, la verdad que es importante trabajar en nuestro carácter. Siento que estoy experimentando el gran paso que es trabajar en las mejoras en diferentes ámbitos, conectarme con mi yo interior como futuro Coach teleológico es importante el reflexionar y tener la humildad y abrir el espacio de crecer y de poder mostrarme y mostrar lo importante trabajar en nuestro carácter la escucha, la humildad la paciencia y vivir los tiempos y dejar nuestro ego a un lado.
Mirar la vida desde el amor y del cuidarse del quererse, me dice que es el camino correcto y me alienta para seguir andando y veo que es el camino que me esta reportar los mayores dividendo para Mi Ser y mi felicidad.
Gracias por el artículo.

#2 
Escrito por César Hernández en mayo 23rd, 2014 @ 12:03

«Procura que “tener la razón” no sea tu principal objetivo, sino que la búsqueda de felicidad, de abundancia, de bienestar para ti y los demás sea tu verdadera prioridad.»
Difícil però genial. Un «post» ple de saviesa i de gran ajuda. Gràcies per compartir-ho

#3 
Escrito por maite en mayo 23rd, 2014 @ 15:50

Gràcies pel post! Sempre procuro pensar que la realitat és neutra, o bé que hi ha tantes realitats com persones hi ha al món. Vist així, tenir la raó és quelcom subjectiu i que ens situa, com bé diu la paraula, en la nostra part racional, en el paradigma del ‘tenir’. En canvi, ser feliç ens situa en el paradigma del ser, és quelcom intern, subjectiu però essencial, irrefutable i que no genera cap dubte. La veritable felicitat la dicta el cor, i aquest no s’equivoca…

#4 
Escrito por Tere Casas en mayo 23rd, 2014 @ 18:47

Haciendo una revisión a propósito de mejorar el carácter considero que el carácter es un aspecto fundamental que pienso que deberíamos cuidar y limar. Poniendo de ejemplo el enfado podríamos decir que éste es propio del ser humano; no deja de ser una emoción más, básica en la persona que se manifiesta a través de un sentimiento de enojo y/o frustración.
De esta forma, si dejamos que éste guie nuestro carácter en el momento que nos enfadamos sin pasar previamente por el filtro de la racionalidad y/o reflexión y respondemos a eso o esa persona que ha removido en nuestro interior ese sentimiento seguramente nos conferirá de un mal carácter que hará que lo manifestemos de una forma poco adaptativa y/o disfuncional.
Se tratará de reflexionar sobre el aspecto que nos ha producido ese sentimiento de enfado y fruto de esta racionalización desde la asertividad comunicarlo si lo consideramos oportuno pero en este caso nuestro carácter no se verá debilitado de forma negativa.
Gracias por el artículo Herminia,
Un abrazo

#5 
Escrito por Jesica Martínez en mayo 23rd, 2014 @ 20:45

Gracias Herminia.

#6 
Escrito por Carmen en mayo 24th, 2014 @ 1:13

Gracias a este post he vuelto a colocarme en el rol adecuado con respecto al tema que trabajé como coachee en la pasada sesión de mentoring. Sucede con frecuencia que, a pesar de haberse dado el cambio de paradigma, éste necesita un tiempo para ser integrado. Desde la zona de confort, es fácil rescatar un comportamiento que justifique una creencia. Como tu sueles decir, Herminia: «dar cera, pulir cera». Gracias!

#7 
Escrito por Alicia en mayo 24th, 2014 @ 6:17

He encontrado estas reflexiones muy interesantes, especialmente la pregunta «quieres tener razón o ser feliz?», pues pienso que muchas veces nos cegamos en defender «LA Verdad», cuando en realidad es más bien nuestra verdad (o realidad) y el ser consciente de que no es la única verdad verdadera, sino que los demás también tienen sus propias realidades nos ayuda a desarrollar la tolerancia y abrir la mente a nuevas formas de ver la vida. Cuando somos conscientes de esto, creo que el paradigma del ganar-ganar cae por su propio peso, en vez de batallar con el otro, nos colocamos los dos en el mismo bando, en el mismo equipo y con la misma meta: ser los dos felices buscando formas de hacer que nos satisfagan a ambos!

#8 
Escrito por Irene Giménez en mayo 24th, 2014 @ 9:20

Es verdad, que uno de los ejercicios más difíciles es escuchar, escuchar a los demás y sobretdodo escucharnos a nostros mismos, ya que no siempre nos agrada lo que escuchamos. Debemos ser conscientes, de que siempre podemos mejorar y eso ayuda a ir forjando nuestro caracter.
Pero hablando de dificultades, que decir del no compararnos. Es un ejercicio constante, siempre caemos en la tentación y muchas veces lo hacemos, pero la vida es muy laraga, y cada dia nuevos nos ofrece muchas oportunidades para mejorar.

#9 
Escrito por Rosa P. en mayo 24th, 2014 @ 11:27

Moltes gràcies pel post Hermínia! Com tots, genera una gran reflexió en mi.
Com a creixement personal no puc prioritzar cap de les 7 orientacions. Com a professional avui em quedo amb actuar des de l’humiltat.
Respecte a prioritzar la nostre raó o la felicitat, m’ha fet pensar en una de les falàcies que van sorgir en un dels processos de mentoring, la falàcia de la ofensa:»no son els altres què ens ofenen, sino nosaltres que ens ofenem per l’acció de l’altre. En aquest moments, a qui li donem el poder? En aquest moment és important connectar des de nosaltes mateixos, empoderernos i actuar des de la humiltat, per poder comprendre a l’altre, ser assertius, deixar de defendrens i ser lliures.
Moltes gràcies!!

#10 
Escrito por Ursula Martínez en mayo 24th, 2014 @ 22:35

Una de les coses que més m’agrada és esmorzar tranquil·la els caps de setmana mentres llegeixo articles que em permeten reflexionar, contribuint al creixement personal i professional.
Avui ha estat un d’aquests dies i, tot i que el temps no acompanya em sento afortunada de sentir que sóc en aquest camí d’eterns aprenents en el qual un aprèn que la realitat no és una sinó que té molts prismes i gràcies a ser conscient que «no tenim ulls a la nuca» ens allunyem del jutge imperant que apareix a vegades amb l’ànsia de tenir la raó.
Suposo que aquest article m’ha ressonat especialment per estar en el camí d’aprendre a captar el «Déu» que cadascú té en el ser interior. M’agrada practicar la mirada que va més enllà dels actes de les persones i que permet connectar amb l’essència del ser…a vegades faig un exercici de mirar els ulls de la gent, de manera profunda i mirant més enllà per intentar «intuir» què s’amaga darrere la mirada… M’agrada perquè em permet connectar amb la part més humana de les persones i captar la seva espontaneïtat. En definitiva, tots som fets de la mateixa matèria, no?

Feliç dia de diumenge! Gràcies altre cop per les teves reflexions, Hermínia.

#11 
Escrito por Paula Folch en mayo 25th, 2014 @ 9:29

Gracias por compartir esta reflexion. Muy pocas personas se dan tiempo para atender este aspecto q no logramos dominar: el caracter. Destaco la pregunta¿tener la razon o ser feliz? Y lo q dices sobre lo peligroso q puede ser vivir cediendo.
De las recomendaciones q haces, en la q dices comprometerse con el cambii personal….se me vuelve difici entender esto d ponerme objetivos alcanzables.

#12 
Escrito por Jaime en mayo 25th, 2014 @ 12:47

Doncs, tal i com dèiem: «Des que he entès que ets un incompetent i no un cabron, t’estimo més!».

Gràcies, Hermínia! En aquest cas, vaig fer un canvi de paradigma mooolt important!!!

#13 
Escrito por ROSER CIVIT REY en mayo 26th, 2014 @ 10:17

Interesantes reflexiones! Creo que nunca me había hecho esta pregunta: «Que prefieres, tener razón o ser feliz?»
Priorizar el entendimiento con la otra persona nos permitirá tener relaciones constructivas.
Es de sentido común, pero pocas veces puesto en practica.
Gracias!!

#14 
Escrito por alejandra paruzzolo en mayo 26th, 2014 @ 11:02

Siempre es un placer que aparezca ante nuestros ojos una cita de Marco Aurelio, el último de los cinco emperadores buenos (y, ciertamente, mi favorito). Lo que más me fascina de éste emperador filósofo es que, a pesar de que vivió obsesionado con la idea de la muerte y la inevitabilidad de caer en el olvido, nunca dejó de intentar ser un mejor emperador para su pueblo. Centrarse en quién tiene razón en una discusión y olvidar aquello que deseamos ser o deseamos conseguir es ir en contra de este ilustre ejemplo.

El Dios interior del que habla Marco Aurelio, es la metáfora del amor hacia nosotros mismos y hacia los demás (en mi opinión, nuestra verdadera esencia), donde reside nuestro mayor potencial de realización. En cada situación, se nos presenta la oportunidad de escuchar su voz o centrarnos en nuestros miedos e inseguridades.

Como hiciera Marco Aurelio (y como sugiere el post), vale la pena centrarse en aquello que queremos para nosotros y para los demás, ignorando la reactividad que nos aleja de nuestro verdadero objetivo: ser felices y hacer felices a los que nos rodean.

#15 
Escrito por Patricio Molina en mayo 26th, 2014 @ 12:15

Para pensar y actuar. A veces me resulta, otras me veo en medio reaccionando desde mis falencias. Siento que lo importante es darme cuenta, de ahí nace mi reflexión. En proceso.
Gracias por el artículo Herminia.

#16 
Escrito por Jimena en mayo 26th, 2014 @ 16:48

EL SER UNO
Que nada me invada de fuera, 
que sólo me escuche yo dentro.

Yo dios 
de mi pecho.
(Yo todo: poniente y aurora;
 amor, amistad, vida y sueño.

Yo solo
 universo).
Pasad, no penséis en mi vida, 
dejadme sumido y esbelto.

Yo uno 
en mi centro.

Juan Ramón Jiménez.

Me quedo con dos reflexiones de los fragmentos de las meditaciones de Marco Aurelio:
1) estar atenta al dios que habita en mi interior y servirlo con sinceridad
2) todos nuestros defectos emergen de nuestra ignorancia y apelo ahí a la filosofía budista:
en la vida el sufrimiento existe; y su origen está en la ignorancia que causa el apego.

Trabajar el ser » éste que va a mi lado » que habla J.R.J. en el siguiente poema es mi trabajo personal, duro, difícil, imposible a veces pero gratificante…
Aquí les dejo sus maravillosas palabras articuladas con música del alma:

YO NO SOY YO 


Soy este
 que va a mi lado sin yo verlo; 

que, a veces, voy a ver, 
y que, a veces, olvido. 

El que calla, sereno, cuando hablo, 

el que perdona, dulce, cuando odio, 

el que pasea por donde no estoy, 

el que quedará en pié cuando yo muera. 



Carmen Blanca

#17 
Escrito por Carmen en mayo 26th, 2014 @ 21:08

Cada punto que mencionas me hace reflexionar cuantas veces colocamos el foco en el exterior en la búsqueda de la felicidad y paz. Sin duda contamos con las herramientas para ser felices en nuestro propio interior y trabajando nuestro carácter. Somos seres sociales, en constante interacción con otros… Entonces es vital poder modelar nuestro carácter para relacionarnos de manera mas constructiva y feliz con otros.

#18 
Escrito por Myriam Aluanlli en mayo 27th, 2014 @ 3:02

Este escrito me hace reflexionar acerca de cómo encontrar la felicidad en nosotros mismos. Esa búsqueda puede ser muy sencilla o muy complicada, en realidad tal y como es la vida misma: unos la hacen tremendamente difícil y otros muy fácil. El sentirse en la propia vida de una manera u otra depende en gran medida de darse cuenta de todas estas cosas que aquí están escritas, yo resumiría dos:
Por un lado cómo me veo a mi misma en el mundo y qué necesito para vivir hoy un buen día. Si pienso que las cosas a las que me voy a enfrentar están en mi contra y que además no tengo herramientas para verme capaz ante las demandas del mundo, todo será complejo y mi actitud será de lucha contra lo que encuentre pero también contra mí misma, porque no cuento con lo que tendría que contar. Si pienso que lo que me encuentre será bueno y que si no lo es yo sabré qué hacer en ese momento (pero todo a su tiempo), me posicionaré ante el mundo y ante mí misma con confianza y con tranquilidad.
Por otro lado si veo a los demás como amenaza, si me enfrento a ellos desde el poder, desde la desconfianza o desde el orgullo, me sentiré perseguida, sola y sin capacidad para desarrollar mi necesidad de socialización. Sin embargo, si veo a los demás como gente con quien compartir, gente como yo con sus defectos y sus virtudes, personas en su mayoría amables que están en su búsqueda como yo estoy en la mía, entonces caminaré complacida de su compañía y me sentiré feliz de compartir, de vivir.

#19 
Escrito por Mar Extremera Sánchez en mayo 27th, 2014 @ 12:12

Mientras leía este post, necesariamente fui haciendo una revisión punto a punto. Realmente el buscar la felicidad tiene que ver con lo auténticos y sinceros que somos con nosotros mismos y desde esta genuina mirada y actitud de aprendizaje permanente, relacionarnos con los otros. Cuantas veces nos pasa molestarnos hacia afuera, con los demás, mientras que el conflicto era interno.
Liderazgo personal, luego coach.
Gracias Herminia por estas reflexiones.

#20 
Escrito por Claudia Larson Abulias en mayo 27th, 2014 @ 16:50

Qué gran tarea resulta el trabajo con uno mismo, escucharse, comprenderse, respetarse… muchas veces tenemos el foco fuera de nuestro ser y poco nos acercamos a nuestra propia experiencia diaria.
Tomar un respiro, dejar pasar las ideas por un momento, encarnar la mente en el cuerpo, volver a nuestra respiración, observar nuestras emociones, dejarlas pasar, volver a respirar…
Si pudiesemos conectar a diario con un ejercicio de relajación, de repiración o simplememente meditamos, podriamos hacernos más conscientes de nuestra propia experiencia y desde alli comenzar a conocernos.
Gracias por dejarnos compartir nuestras reflexiones.

#21 
Escrito por Maria Jose Allende en mayo 28th, 2014 @ 16:37

Que recuerdos me trae este artículo. En la adolescencia, cuando tenía una discusión sobre algun tema con mi grupo de amigos, siempre me salía ese «alien» interior. Me costaba muchísimo mantener una conversación sin acabar gritando para que los amigos entienderan que yo tenía la razón. Siempre pasaba lo mismo, mis amigos me decían «No se puede hablar contigo Andrea». Con el tiempo y los años de más, fuí entendiendo que no siempre se tiene la razón, que hay otros puntos de vista, pero sobretodo aprendí que si escuchas a los demás puedes aprender de ellos, puedes conseguir nuevos conocimientos y hasta puede cambiar tu punto de vista. Que mayor riqueza que ésta? Así que me comprometí en hacer un cambio personal. Gracias a ello, ahora soy una persona más sabia y cada año que pasa lo soy más y más. Aún así, a veces aún me sale el «alien», sobretodo en épocas de mucho estrés, ansiedad. Sigo trabajando en ello!

#22 
Escrito por andrea en junio 4th, 2014 @ 12:14

Mejorar el carácter es un trabajo constante que poco a poco las cosas que vamos incluyendo en nuestro quehacer se convierte en hábito, que al fin y al cabo nos hacen vivir más tranquilos y en paz y mejorar las relaciones con los demás y con nosotros mismos.
Es buena la reflexión de que nuestros defectos emergen desde la ignorancia, ya que no nacemos sabiendo y como dicen, no somos sabios por la experiencia sino por el aprendizaje que hacemos con lo vivido. Por tanto, aprender de nuestros errores, de nuestros defectos nos ayudará a crear ese carácter que queremos para vivir mejor.
Uno de los aspectos que me parece más relevante para poder mejorar nuestro carácter y que se comenta en el artículo, es no tomarnos la razón del otro como un ataque personal, pensar que es su opinión y que la otra persona no quiere ir en contra de nosotros, sino simplemente defender su opinión. Así pues, entendiendo que los conflictos con los demás son en realidad un conflicto con nosotros mismos, podremos aprender a gestionarlo.
Es por eso que me parece una buena tarea la de comprometerse con el propio cambio personal para poder tener éxito en todo aquello con lo que nos comprometemos.
Gracias Herminia por este artículo que nos permite hacer de trampolín para poder mejorar cada día nuestro carácter.

#23 
Escrito por ANNA GIRBAU MORENO en junio 5th, 2014 @ 13:34

Qué lección Herminia. Me ha venido como anillo al dedo. Sigo pensando en la importancia de que estos temas no queden sólo en nuestra mente rondando. En lo personal creo que si los niños desde pequeños entendieran esto podrían convertirse en adultos más seguros y genuinos. La pregunta ¿qué prefieres tener la razón o ser feliz? nos invita a mostrarles a nuestros hijos que en una discusión el objetivo no es ganar, sino lograr el consenso, el acuerdo y la riqueza de esto se dará en los argumentos que utilicemos. No se trata de convencer al otro de que mi postura es la adecuada, se trata de: cómo ayudo a que este conflicto deje de serlo. Es pasar a la acción consciente de que nuestro Buda de oro es humilde, sencillo y limpio.
Muchas gracias Herminia.

#24 
Escrito por monica sanhueza en junio 7th, 2014 @ 21:46

Trobo molt encertades les reflexions que comparteixes, algunes fa temps que formen part del meu caràcter o del meu repertori de respostes als diferents escenaris que et regala la vida; però com altres aspectes, en tractar-se de quelcom dinàmic i canviant, segons quines siguin les nostres circumstàncies personals o les circumstàncies externes a nosaltres… està bé que ens recordem la importància de cuidar i «regar» el nostre caràcter, per tal de donar un bon tracte a les persones del nostre voltant i als nostres éssers estimats.

M’ha resultat enriquidor llegir aquesta entrada del blog, ha estat com rebre una mica de llum en el camí de ser millor persona, millor companya, filla, germana, amiga… un recordatori útil i bo.

#25 
Escrito por Andrea Soto Ginesta en junio 7th, 2014 @ 23:43

Com millorar el caràcter? Quina pregunta més difícil de respondre i sobretot de posar a la pràctica. D’una banda, per millorar quelcom inherent a tu requereix d’un gran autoconeixement, saber escoltar el teu JO interior i actuar conseqüentment, sínó, pel contrari, de la ignorància emergeixen els defectes i la prevalença del món exterior sobre l’interior.
Hem de fer predominar les fortaleses sobre les debilitats i fer-ne de les amenaces oportunitats.
Moltes gràcies per aquests set consells, donen que reflexionar i espero poder-los anar posant tots a la pràctica poc a poc, per en un futur poder ser millor psicòloga, i sobretot, millor persona.

#26 
Escrito por Anna Caballero Martinez en junio 8th, 2014 @ 14:03

Cuando he leído la parte del texto : » libérate de cualquier superficialidad, de tu reactividad emotiva, de la hipocresía, del egoísmo […]. » He pensado, ¡aquí está la clave! (mi clave). Y tal como César ha comentado, como de importante es saber mantener nuestro Ego a un lado y no creernos el centro del universo, ni los poseedores de la verdad absoluta,porque al fin y al cabo, hay tantas verdades y razones como personas en este mundo. Todo ello me ha llevado a la reflexión de la importancia de tener clara y valorar nuestra propia verdad, y nuestras razones para no querer o necesitar que los demás nos la reconozcan. Teniendo en cuenta que cada persona tiene las suyas, es importante escuchar, respetar y si es posible entender. A partir de aquí, las diferencias nos ayudan a crecer y a enriquecernos a nivel personal y profesional.

Muchas gracias Herminia por este útil y motivador artículo.

#27 
Escrito por Sandra Garcia en junio 10th, 2014 @ 10:33

Gràcies Hermina per aquest article, perquè arriba en un moment de la meva vida en que adquireix un significat especial. És veritat que moltes vegades no som capaços de resoldre els problemes com voldríem, en moltes ocasions volem tenir la raó per damunt de tot i això no ens permet ser feliços. Amb les teves paraules m’he adonat que potser no és tant difícil ser feliç, tot passa per ser capaç d’escoltar a l’altre i no interpretar les seves paraules com un atac personal que ens porta directament a l’enfrontament. De les teves reflexions em quedo amb: aprendre a generar pensaments positius, interessar-me per descobrir la versió de l’altre, sentir-me ofesa només depèn de mi, mostrar gratitud als altres, deixar de comparar-me i generar les condicions per arribar a un acord.

#28 
Escrito por Pilar Ayneto en junio 11th, 2014 @ 8:31

Una vez escuche decir a alguien: no es necesario que otro pierda para que yo gane.
Hasta ese momento tenía la creencia de que solo podía haber un ganador. El tener la oportunidad de poder escuchar y reflexionar sobre esa afirmación me hizo entender que no era necesario entrar en una competición innecesaria.
Competir, al igual que compara, es uno de los atentados contra nuestra autoestima ya que producen efectos negativos en nosotros mismo y se reflejan a modo de conflicto en relación con los demás.
Tratar de comprender la realidad de cada uno de nosotros nos libera de esa verdad absoluta que en ocasiones creemos tener y tratamos de defender a capa y espada con la finalidad de derribar la verdad del otro sin dar lugar a la aceptación de su realidad. Ni mejor ni peor.
Por lo tanto, considero que construir un espacio basado en la aceptación, la tolerancia, el entendimiento, la comprensión, etc., nos permitirá dejar la “lucha” a un lado y fomentar relaciones mucho más constructivas con los demás.

#29 
Escrito por Roser Figueroa en junio 11th, 2014 @ 10:01

Como mejorar el caracter? Que gran pregunta, y es una cuestion que me he repetido una y mil veces ya que tengo la firme intencion de pulir ciertos aspectos que no me gustan de mi propio caráctery estoy trabajando para ello.
De los 7 puntos marcados en este post el que mas me ha llegado ha sido el de interactuar con humildad teniendo en cuenta que cada uno vive su propia realidad y posee un punto de vista diferente. Y hay que ser humilde para aceptar que el nuestro no tiene porque ser el correcto.
Y en segundo lugar buscar un beneficio para todos ya que interactuar no es sinonimo de batalla en el que hay un ganador y un perdedor, siempre existira una solución con la cual todos se lleven un beneficio.

#30 
Escrito por Isaias Ortiz en junio 13th, 2014 @ 12:27

En la mayoría de ocasiones cuando estamos frente a una opinión contraria a la nuestra, acabamos por ponernos cada uno en un extremo, polarizados. Esta reflexión nos invita a abrirnos a la escucha y hacer un una limpieza de orejas, para que dejemos a un lado la reactividad y nos pongamos en una posición de respeto y valoración del otro y de nosotros mismos. Sin duda, no es una emprendimiento fácil, creo que podemos pasarnos toda la vida mejorando el carácter. Sin embargo, para un camino largo es fundamental dar el primer paso.
La pregunta que más me llega de esta reflexión es ¿qué prefieres tener la razón o ser feliz? y me traslada a esas conversaciones con amigos en las que te pierdes en la lucha por la razón.. Olvidándome de para qué quiero llevarme la razón y que beneficios estoy sacando de la discusión. Pero a medida que pasan los años, y lo veo en la sabiduría de algunas personas de la tercera edad, aprendemos a que no siempre hay blancos y negros, la vida está llena de matices.
Así pues estos puntos espero poder guardarlos y ejercerlos como una escalada para mejorar el carácter y conseguir mi paz interior.

#31 
Escrito por Daniela Escobar Tamayo en junio 13th, 2014 @ 22:34

Cultivar el carácter es fundamental para que podamos ser felices. La filosofía budista ha estudiado desde tiempos inmemoriales la naturaleza de los sentimientos de odio y cólera así como los de altruismo y compasión. Una persona dominada por la cólera y el odio estará bloqueando sus sentimientos de compasión y altruismo, y no podrá ser feliz.
Hay veces en que el enfado puede ser tal que sea mejor “dejarlo ir”, es decir, expresarlo. No obstante, no debe reforzarse ya que eso conlleva a más enfado. Actos como gritar, o pensar repetidas veces en lo que nos hace enfadar no harán más que alargar nuestro malestar. Estos actos también pueden darnos información sobre nosotros. Qué está diciendo de mí todo esto?
Desde esa perspectiva lo más importante para terminar con éstos sentimientos destructivos es cultivar la compasión, el altruismo, la paciencia y la tolerancia.

#32 
Escrito por Omar Pradell en junio 24th, 2014 @ 18:23

Què bo! … «VIURE CADA DIA COM SI FOS L’ÚLTIM!» comporta des d’acceptar l’error com humà, el perdó com a fet diví, la humilitat, l’escolta, presència, l’aquí i l’ara, la consciència plena, l’amor, i un llarg etc. que ens du a ser una millor versió de nosaltres mateixos.
Un plaer de post Hermínia. Gràcies.

#33 
Escrito por Esther en julio 2nd, 2014 @ 11:42

Tener la razón o ser feliz?, parece que ante esta pregunta todos manifestamos nuestro deseo de felicidad. Pero, realmente actuamos en consecuencia?
En este punto es para mi fundamental el conocimiento que de nosotros mismos tenemos, si queremos comprender el mundo que nos rodea debemos hacerlo a partir de conocernos y comprendernos, también a partir de aquí nos podremos hacer comprender.
El camino comienza con el compromiso, es necesario, entiendo, tomar la decisión i ser coherente con ella; si realmente queremos cambiar algo en nuestro carácter. Desde lo pequeño y paso a paso podremos alcanzar cambios mayores, ganando terreno a nuestra inseguridad.
Mejorar como personas cambiando nuestro carácter, mejorar yo significa para mi mejorar como me relaciono con los demás, en este punto me gusta aquello de “no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran”; los principios y valores individuales serán la guía de este cambio, la humildad, honestidad (también con uno mismo), compromiso, coherencia, confianza, …
Comparar y competir con otros siempre nos dejará a expensas de lo que los demás hagan, para cambiar es del todo necesario tomar las riendas, no compararse y saber donde queremos llegar, al no centranos en los demás podremos hacerlo en nosotros y establecer mejores relaciones, relaciones donde nadie tenga que perder y donde siempre busquemos el beneficio mutuo, estar en una interdependencia positiva, hay más que suficiente para todos.

#34 
Escrito por David Ugalde en julio 18th, 2014 @ 12:40

Mejorar el carácter pareciera un camino cuesta arriba, . Es interesante como la vida nos da una y mil posibilidades para practicarlo en diversas situaciones. Cuando centramos la atención en nosotros mismos y nos hacemos conscientes de nuestro propósito, resulta mas fácil trabajar nuestro carácter teniendo siempre en cuenta nuestro crecimiento y felicidad, y por consiguiente, el crecimiento de quienes queremos. Para mi, dentro de todas las acciones, ha sido central el disculparse, liberarse y agradecer. También ponerme metas concretas que me han animado al darme cuenta que lográndolas, he sido capaz de ir mas lejos y como bien dices, tener confianza y seguridad en que si lo puedo conseguir. Ha seguir trabajando!

#35 
Escrito por Rocio en septiembre 13th, 2014 @ 14:07

La forja d’un caràcter és difícil i requereix un esforç titànic, per això l’Herminia ens dóna aquestes reflexions per a què poguem avançar en aquesta forja.

Crec que no s’ha de deixar de veure aquest esforç com una inversió cap a una millor versió de tu mateix, en el qual, seràs més capaç de liderar la teva vida i seràs responsable d’ella.

Per acabar m’agradaria citar també un dels hàbits de Covey, afilar la serra, és el 7 hàbit després d’aconseguir la victòria privada i la pública, tot i haver-les aconseguit sempre s’ha d’anar renovant.

#36 
Escrito por Cristian Mulero Rierola en septiembre 26th, 2014 @ 12:53

Mientras leía recordaba a Victor Frankl con la libertad última que todos tenemos de decidir si reaccionar o responder ante las situaciones; todo dependerá de si somos capaces de parar y ver desde que paradigma estamos afrontado la situación.
Por otro lado, remarcar la importancia de cuidarnos y de hablarnos bien, ya que ello influye totalmente en nuestra forma de vernos y relacionarnos. Intentar evitar sobretodo uno de los mayores ataques a nuestra autoestima: compararnos; tener constancia y desear realmente encontrar la paz interior es lo que hará que el trabajo personal dé sus frutos y podamos realmente decirnos a nosotros mismos que preferimos la felicidad a tener la razón.
Gracias por compartir
¡Me ha encantado!

#37 
Escrito por Ester en septiembre 30th, 2014 @ 19:51

La verdad quiero darles las gracias por darnos la oportunidad de leer esto ya que quierase o no a pesar que es algo corto pues hay mucha razon y la verdad ahorita estoy muy deprimida porque a causa de mi caracter e perdido a muchas personas importntes y muy valiosa en mi vida pero tratare la manera de pòner en practica los 7 consejo que nos dan y espero que por lo menos recuperar a alguna de toda las personas que se han alejado de mi se que es feo estar sola y practicamente toda mi vida estado asi sola no tengo una madre con migo un novio o esposo nada pero tratare de poner lo mejor de mi para seguir adelante y otras vez muchas gracias

#38 
Escrito por daniela sanroman en octubre 16th, 2014 @ 18:32

Hola Herminia, me ha encantado este post. Me siento identificada con lo que mencionas. A mi parecer, en la mayoría de desencuentros con las personas de mi entorno son debidos a querer tener la razón, ese «alien» que llevamos dentro y que sale a relucir, ante poniéndose a la felicidad para ambos. Me gustaría aprender a hacer una pausa y valorar la situación, no tomarme las palabras del otro como un ataque hacia mi persona, ¿quizá sea debido a una baja autoestima? Es probable. Como bien dices, no tenemos ojos en el «cogote», por que en esos momentos la única visión que tengo de la situación es parcial, y no me paro a crear una panorámica más abierta, ese es un gran aspecto que debo mejorar, tanto por mi como por los demás, porque para mí lo más importante es ser feliz, y si yo soyb feliz, las personas de mi entorno, que me quieren, también lo serán. Dos opiniones diferentes pueden ser correctas al mismo tiempo, uno no debe ganar y el otro perder, puede que des de dos ángulos completamente distintos se tenga razón, y por lo tanto, que los dos costados sean ganadores, ¿verdad? Lo más importante es, como bien dices, la manera de ver las cosas dependiendo de la situación en la que nos encontremos, dejando de lado la impulsividad, no siendo egoístas ni cerrados de mira, pensar siempre en el bien comú. Empezaré a aplicarlo a mi día a día a pequeños pasos, marcando objetivos a corto plazo y estoy segura de que funcionará.

¡Muchas gracias!

PD: Estoy muy feliz de hacer tanto el prácticum como el máster en Institut Gomà, una de las mejores deicisiones que he tomado en la vida.

Raquel C.

#39 
Escrito por Raquel Cordoba en octubre 21st, 2014 @ 12:38

Me quedo con esto «Procura que “tener la razón” no sea tu principal objetivo, sino que la búsqueda de felicidad, de abundancia, de bienestar para ti y los demás sea tu verdadera prioridad.”
Adiós con el reconocimiento, humildad para escuchar y recibir, humildad para entregar. Soy lo que soy en pos del bienestar, felicidad y amor conmigo y con los otros.

Me encantó leerlo, escribirlo y estar saboreandolo.
Gracias

#40 
Escrito por Verónica González en noviembre 15th, 2014 @ 18:30

Trackbacks

  1. fliiby.com  on abril 7th, 2015 @ 9:23

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog