Escalas evaluativas aplicadas a porcesos de Coaching Teleológico

Post escrito por Hermínia Gomà en mayo 9, 2014
Categorías del post: General

Escalas evaluativas aplicadas

a procesos de Coaching Teleológico

 

Diapositiva13

 

En el modelo teleológico usamos “escalas evaluativas” como instrumentos para que nuestros clientes puedan realizar una valoración subjetiva de su progreso, del grado de satisfacción respecto a sus resultados e incluso de su nivel de compromiso con el proceso, ofreciéndole una base desde la que seguir avanzando. También pueden ser una buena herramienta para estructurar la sesión y llegar a plantear un plan de acción.

Las escalas evaluativas se pueden adaptar a cualquier tema relevante para el cliente como comunicarse eficazmente, afrontar los problemas de manera responsable, liderar su equipo, sentirse más seguro, ser la persona que quiere ser, o ser el protagonista de su vida en lugar de colocarse continuamente en el rol de víctima, etc.

En los procesos de Coaching Teleológico las utilizamos al inicio del proceso y en todas aquellas sesiones que consideremos oportuno para que el cliente tome consciencia de los avances que está realizando. Esta técnica puede ser un buen recurso para que los clientes salgan de su zona de confort y se situen en un futuro más esperanzador y posibilitador. Cómo coachs teleológicos nuestra función es generar oportunidades de cambio para nuestro cliente.

El creador de estas escalas fue Steve de Shazer, psicoterapeuta vienés, quien desarrolló el modelo de terapia breve centrada en soluciones (Malinen, 2001). Shazer decidió utilizar los números con sus clientes para que pudieran describir una situación, cómo la vivían, cuál era su grado de compromiso en el proceso de cambio etc.

De esta idea surge una técnica de evaluación subjetiva muy útil en procesos de coaching. Las preguntas para utilizar las escalas son relativamente sencillas de usar y muy versátiles. Muchos profesionales las utilizan a pesar de no conocer su origen, ni el modelo en el que se apoyan.

 

Pasos para utilizar las escalas de desarrollo

  1. Introducimos la escala de desarrollo explicándole a nuestro cliente que se imagine una escala del 0 al 10, dónde el “10” representa la situación deseada, quién quiere ser o qué quiere lograr al finalizar el proceso. El “0” representa la situación en la que de ninguna manera se ha dado la situación deseada.
  2. Investigamos la valoración (posición) actual del cliente. El coach le pregunta al cliente dónde se encuentra ahora en la escala. ¿En qué punto te encuentras ahora en esta escala?
  3. El coach se centra en lo que ya existe y lo que ya ha trabajado el cliente. ¿Cómo se las arregló para ir del 1 al lugar en el que se encuentra en la escala ahora? ¿Qué te ha ayudado a estar aquí? ¿Qué te está funcionando? ¿Cómo lo logras? ¿Qué más te está ayudando?
  4. El coach investiga que situaciones anteriores fueron exitosas: ¿Cuál es la posición más alta de la escala a la que has llegado recientemente? ¿Qué has hecho diferente de otras situaciones? ¿Qué has pensado diferente? ¿Qué actitud has tenido?
  5. El coach invita al cliente a visualizar una situación más elevada en la escala: ¿Cómo lo ves…? ¿Cómo te darás cuenta de que has llegado a ese lugar en la escala? ¿En qué serás diferente entonces? ¿Qué estarás haciendo? ¿Cómo te puedo ayudar a estar ahí?
  6. El coach invita a su cliente a avanzar en su proceso de cambio preguntándole: De todo lo comentado ¿qué es lo que te será útil para dar un pequeño paso adelante? En particular, ¿qué te ha sido más útil? ¿Cómo lo puedes utilizar para avanzar?

La siguiente imagen es una adaptación de Coert Visser que nos permitirá visualizar los pasos mencionados anteriormente:

 

Escalas evaluativas

 

 

Factores a tener en cuenta en su utilización por parte del Coach:

1. Cuando hagamos una pregunta de escala de desarrollo, recordemos realizar una breve descripción de lo que significaría llegar al 10/10 y una breve descripción de la posición actual del cliente en ese momento del proceso.

     Ejemplo:

     Coach: En una escala del 1 al 10, dónde 10 eres la persona segura que quieres ser, que confía en sus capacidades y que afronta sus responsabilidades con tranquilidad en cualquier situación cotidiana y que se siente poderosa… y en el 1 eres una persona tan insegura que no puedes confiar en ti misma, que te sientes angustiada y que no puede afrontar los retos del día a día… ¿Dónde te colocarías en esta escala?

2. Que el objetivo que determine el cliente esté bien formulado, es cedir que tenga sentido que pueda responder a la pregunta ¿para qué lo quieres lograr? y que la respuesta tenga un sentido en el global de su vida. Así podrá lograr el cambio de paradigma (esencia del coaching teleológico).

Esta herramienta nos aporta un gran servicio cuando el cliente se marca un objetivo centrado en el «paradigma del hacer» y nos pide que seamos nosotros quienes le digamos los pasos que ha de hacer para establecer su plan de acción.

Algunos clientes pueden pedirnos que les digamos lo que han de hacer. Como coachs teleológicos nunca le diremos a nuestro cliente lo que ha de hacer y la escala valorativa es una de las múltiples herramientas que le puede ayudar a definir los pasos para lograr su objetivo.

En forma de mapping visual lo podemos plantear siguiendo el esquema que es la traducción de una adaptación del Modelo Albert (Jackson & Mark McKergow,2007) realizada por Coert Visser y que podéis encontrar en:https://www.youtube.com/watch?v=1VKjsnfIp60&list=PLC90BBA374DC9B838

 

Escalas evaluativas por

Diapositiva2 Diapositiva3 Diapositiva4 Diapositiva5 Diapositiva6 Diapositiva7 Diapositiva8 Diapositiva9 Diapositiva10 Diapositiva11 Diapositiva12

Bibliografía

Malinen, T. (2001). From Thinktank to New Therapy: The Process of Solution-Focused Theory and Practice Development. Ratkes 2, 2001 & Ratkes 3.

Visser, C.F. (2009). Doen wat werkt. Oplossingsgericht werken, coachen en managen. Van Duuren Management, 2e druk