Ejerce el Liderazgo en tu esfera Sexual y de Pareja

Post escrito por Hermínia Gomà en noviembre 20, 2014
Categorías del post: General

religion104

Ejerce el Liderazgo 
en tu esfera Sexual y de Pareja

Necesitamos liderar nuestra vida sexual y afectiva para poder disfrutar y vivir plenamente nuestra sexualidad y nuestra relación de pareja cada día, tomando decisiones correctas basadas en el respeto, el aprecio, la coherencia y la consideración hacia uno mismo y hacia la pareja.

El coaching teleológico aplicado al desarrollo del liderazgo sexual y de pareja es una metodología que tiene como objetivo subyacente el desarrollo de la confianza y el cambio de paradigma de la persona que quiere crecer y desarrollar todo su potencial a nivel sexual y de pareja. Una de las competencias del liderazgo es el desarrollo del carácter. Los retos que deberemos afrontar para nuestro crecimiento afectivo-sexual requieren que estemos despiertos, conscientes y preparados. Liderar significa tomar decisiones con fundamento, desde los valores y no desde el miedo, buscando resultados a medio y largo plazo.

Si queremos liderar nuestra vida sexual y de pareja necesitamos una la visión clara de lo que queremos, quienes queremos ser y como nos queremos relacionar con el otro y saberlo comunicar para inspirar los cambios que nuestras interacciones precisen. Un liderazgo para construir la pareja que siempre han querido ser, que tenga en cuenta y ponga en valor los propios sentimientos y necesidades y a la vez los dote de la consideración y empatía hacia los sentimientos y necesidades de la pareja. Los valores son el fundamento y centro de nuestras decisiones; el criterio a partir del cual evaluamos nuestras acciones y las de los demás. Los valores cumplen una función vital ya que nos centran cuando la vida nos presenta situaciones de incertidumbre, ambigüedad y cambio. No podemos mantener el equilibrio sin fundamentos que nos mantengan fuertes cuando las circunstancias son desfavorables o nos colocan en disyuntivas que nos puedan hacer tambalear.

El liderazgo personal aplicado a la sexualidad y la pareja es un proceso en continua expansión y desarrollo que nos ayuda a mantener la perspectiva y la visión clara. Pone nuestros valores en primer lugar y  así podemos ser congruentes con lo que realmente es importante en nuestras vidas. Imaginémonos, por ejemplo,  desde nuestro rol de pareja, ¿ejercemos el liderazgo en nuestra relación? ¿Es un co-liderazgo? ¿Actuamos en consecuencia con nuestros valores delante de una interacción con nuestra pareja o reaccionamos a lo que el otro hace? Si cuando nuestra pareja se equivoca lo que nos guía son los valores, nuestras interacciones aportarán seguridad, sabiduría, amor, respeto, firmeza, confianza y consideración. En cambio, si nuestra pareja se equivoca y nosotros reaccionamos desde el miedo ¿cómo serán nuestras interacciones con ella? Si lo que nos hace reaccionar es el miedo a lo que la pareja piense, el sentimiento de frustración porque no nos comprenden, el miedo a que nos abandonen… ¿Qué relación o vínculo estaremos construyendo?

Supongamos por un momento que yo tomo conciencia de que no estoy siendo congruente con lo que siento y pienso y que no estoy consiguiendo el tipo de pareja que quería construir. Mi objetivo es ser la pareja que siempre había soñado ser. En el fondo estoy hablando de fortalecer mi liderazgo personal como pareja. Se trata de reconocer mis valores y comprometerme con mi proceso de crecimiento como pareja y con mi manera de interactuar en ella. En primer lugar reflexionaré e identificaré cuales son los valores a través de los cuales quiero relacionarme conmigo mismo y con la pareja. A continuación aprenderé a observarme y reconocer mis reacciones negativas y respuestas positivas más habituales. Al reconocer mis reacciones, probablemente identificaré mis propios miedos y frustraciones que me impulsan a actuar con impaciencia, con enojo o brusquedad y que no me permiten ser la pareja franca y comprensiva que siempre había soñado ser. Al iniciar el proceso de cambio, debo empezar a visualizar otro futuro y día a día practicarlo para hacerlo realidad. Al conectar con mis valores aprenderé a actuar desde el amor, la pasión, el respeto, la confianza, la colaboración y contribución, valores que me guiarán y que a la larga, integraré cómo centro en mi toma de decisiones. Sabré elegir de manera consciente como seré cuando interactúe  con mi pareja y obtendré unos resultados y una satisfacción que me llenarán plenamente.

El desarrollo del liderazgo personal implica poner en el centro de nuestras vidas los valores que como un faro iluminarán y nos indicarán el camino para relacionarnos con nosotros mismos y con la pareja desde la confianza. La confianza en que  cumpliremos aquellos compromisos que hemos hecho con nosotros mismos y los que prometemos a la pareja. La desconfianza aparece cuando no somos capaces de cumplir los compromisos y esto nos aleja de la posibilidad de fortalecer nuestro carácter y por tanto de liderar nuestras vidas. La confianza que nos permite generar relaciones apasionadas, constructivas y estimulantes.

¿Qué valores pongo en el centro de mi vida? ¿Qué compromisos he adquirido conmigo mismo? ¿Cuáles he adquirido con mi pareja? No siempre es fácil de definir, es por eso que conversar con un coach nos puede ayudar a clarificar nuestra vida sexual y de pareja, nuestras prioridades y nuestros sentimientos. ¿Qué nos influye a la hora de tomar decisiones sobre la sexualidad y la pareja? En función de lo que nos domina podemos ir fluctuando sin un criterio claro. Hoy decido esto, mañana cambio de parecer y el resultado nos quita capacidad para liderar. ¿Dónde podemos encontrar este centro que nos da dirección? En nuestros valores. Lo que nos puede dar congruencia en todas las áreas de nuestra vida es tomar las decisiones desde nuestros valores, de esta manera nos sentiremos más conscientes, ganaremos seguridad, conectaremos con nuestra sabiduría interior y la podremos ofrecer a nuestra pareja.

Hermínia Gomà
19 noviembre 2014

Si quieres desarrollar tu liderazgo sexual y de pareja quizá pueda interesarte esta formación que iniciamos el 23 de enero de 2015 y que te proponemos desde la Escuela de Sexualidad del Institut Gomà

postgrado-crecimiento-sexual-y-de-pareja (2)_Página_1postgrado-crecimiento-sexual-y-de-pareja (2)_Página_2

Comentarios del post

A mi experiencia y observación la mayor parte de problemas en las relaciones de pareja empiezan por problemas en la comunicación.

Podría clasificar los estilos de comunicación en las parejas de varias formas y existe extensa bibliografía sobre la definición de sus roles, yo voy a darles un nombre: El estilo de comunicación pasivo, se da cuando los dos miembros de la pareja tienden a la no comunicación para evitar el conflicto; El agresivo, cuando los dos miembros de la pareja quieren que su posición sea la dominante, tienen a hablar mucho y escuchar poco llegando a múltiples discusiones; El dominante, cuando un miembro de la pareja domina al otro; Y el asertivo, cuando encuentran un equilibrio en la comunicación y en la dominancia de la relación.

Es interesante como se aborda en el artículo el rol de pareja des de el concepto de liderazgo, replanteemonos entonces: Podríamos decir que en el estilo pasivo no hay un liderazgo marcado, en el agresivo existe un liderazgo mal gestionado, en el dominante el liderazgo es unidireccional y en el asertivo encontramos un co-liderazgo equilibrado.

Enmarcando así los problemas en las relaciones de pareja, podemos ver como hay detrás un problema de valores y una necesidad de cambio. Resultará muy útil trabajar con el Coaching como una alternativa a la psicoterapia clínica, ya que seguramente lo único que necesitan es un cambio de paradigma que les permita desarrollar confianza y crecer como individuos y como pareja en una nueva dirección.

Gracias por el artículo Hermínia.

#1 
Escrito por Lola Inchaurralde en noviembre 24th, 2014 @ 21:46

Herminia,

El artículo me ha parecido muy interesante. Me quedo con:
*Mi objetivo es ser la pareja que siempre había soñado ser.
*Pasos para liderar:
– Reflexionar e identificar los valores a través de los cuales quiero relacionarme conmigo mismo y con la pareja.
– Aprender a observar y reconocer mis reacciones negativas y respuestas positivas más habituales.
– Identificar mis propios miedos y frustraciones que me impulsan a actuar con impaciencia, con enojo y que no me permiten ser la pareja franca y comprensiva que siempre había soñado ser.
– Al iniciar el proceso de cambio, debo empezar a visualizar otro futuro y día a día practicarlo para hacerlo realidad.
*Lo que nos puede dar congruencia en todas las áreas de nuestra vida es tomar las decisiones desde nuestros valores, de esta manera nos sentiremos más conscientes, ganaremos seguridad, conectaremos con nuestra sabiduría interior y la podremos ofrecer a nuestra pareja obteniendo unos resultados y una satisfacción que me llenarán plenamente.

Además, uno de los valores que considero muy importante para liderar nuestra vida afectiva y sexual es la comunicación ya que muchas veces caemos en el error de dar por supuesto que la otra persona ya debería de saber lo que nos gusta. Y creo que es fundamental transmitir lo que uno piensa y siente en todo momento para que te pueda entender y obtener ambos unos resultados satisfactorios.

#2 
Escrito por Silvia en noviembre 25th, 2014 @ 23:22

Siwmpre he pensado que en la pareja nos mostramos y relacionamos de manera tan íntima que se evidencian todas nuestras aptitudes y aspectos a trabajar personales, de relación con los demás,… A mi parecer es impreacindible y muy fructífero trabajar con todo aquello que surge en la relación de pareja, y el empoderamiento que podemos adquirir con un trabajo personal respecto a las decisiones se verá también reflejado en como nos relacionamos a nivel sentimental y sexual.

#3 
Escrito por Sara Arnau en enero 23rd, 2015 @ 13:45

Me parece interesante la relación que se puede sacar a través del artículo con los términos: valores, confianza y pareja. Creo que sin la correcta definición y sucesión de dichos términos, es muy difícil llegar a poder mantener una relación de pareja sana y auténtica. Como hemos aprendido a lo largo de éstos meses de prácticas, los valores de cada persona son la consecuencia de todas sus vivencias y el motor que posteriormente va a determinar sus actos. Cuando una persona consigue definir dichos valores, desde el amor y el respeto, va adquirir la suficiente confianza como para poder actuar sin dudar, la mayoría de las veces, y sin aceptar a priori según que hechos que no encajan con los valores ya establecidos. Y como consecuencia, finalmente, se puede estar preparado para poder llevar a cabo una relación de pareja, en el cuál, cada uno debe ser consciente de sus valores como individuos independientes, y, a la vez, establecer unos valores de pareja que encajen con los individuales; ya que si no encajan, al final nos podemos sentir perdidos.
Creo que la técnica del coaching puede resultar muy útil a la hora de definirlos, tanto los individuales como los de la pareja, siempre reforzando el conocimiento y la comprensión el uno con el otro, que al fin y al cabo, es la base de una pareja.

#4 
Escrito por Natalia Lopez OJeda en febrero 24th, 2015 @ 21:33

Hola Herminia,

¡Excelente post! Hace poco, es un seminario sobre autoestima con Ares Anfruns pudimos crear nuestro propio Triángulo de las Vermudas, es decir, los 3 valores más importantes que rigen nuestras vidas. Cada vez que me enojo por todo con mi pareja, que no estoy siendo justa, conecto con estos valores que yo escogí para mi, salgo de la situación (física o mentalmente) que me produce descontento y lo gestiono, haciendo de una montaña la piedra más pequeñita que puedas encontrar en el camino. Resulta muy complicado al principio, pero cada vez resulta más fácil, ¡y vaya cambios estoy obteniendo! A la pregunta, ¿qué tipo de pareja quieres ser? y a la toma de conciencia de que tenemos la capacidad de decidir todo aquello que pensamos, sentimos, y hacemos… la vida da un giro de unas dimensiones sorprendentes. Estoy en un punto, en el que cada vez me veo más cerca de la persona que quiero ser, ¡y no puedo ser más feliz! ¡Nada es imposible! Hay que ser muy constante, tener ilusión y ganas y dejar el miedo a un lado. Si nos quedamos con una fracción de miedo, que éste sirva para darnos ese impulso que nos falta, pues el miedo nos guía en la supervivencia, pero en exceso nos debilita, pues nos deja inmóviles, paralizados, bloqueados,… Siempre el cambio de dentro hacia afuera. Lo que más me satisface es comprobar en mi propia piel, que cambiando yo, mi pareja adopta una postura que yo estaba «imponiendo» desde el principio, es lo que quería, pero ésta vez, en vez de pedir, pedir, pedir y exigir, le doy la libertad de escoger, desde el amor, a que se abra, sea libre y actúe como él más desee, sin juzgar y desde la aceptación… paradójicamente, contra menos exijo… ¡más obtengo! Me ha recordado a mi lema: «Dar amor es la mejor recompensa». No debemos dar amor a cambio de algo, la recompensa está en el dar, al compartir todo lo amorosos que podemos ser, entregar amor, calor a los demás y sin pretenderlo, todo ese amor, esa entrega, ese servicio hacia el prójimo es devuelto… sólo y cuando no esperamos nada a cambio, y por ello, dar amor es la mejor recompensa.

¡Gracias Herminia!

Raquel.

#5 
Escrito por Raquel en marzo 27th, 2015 @ 0:19

Este artículo me ha incitado a reflexionar sobre el tipo de pareja que quiero ser,mientras leía me he dado cuenta de que creo que muchas personas no nos detenemos a pensar y reflexionar con calma sobre el tipo de pareja que queremos ser, y de esta desconocida incertidumbre arraigan después muchos problemas de con nosotros mismos y con el otro.

#6 
Escrito por Itsaso en abril 22nd, 2015 @ 19:21

Me parece muy interesante la reflexión en torno a los valores, la pareja y el liderazgo. Definir qué clase de pareja quiero ser, desde los valores propios, para tener más confianza con uno mismo y también con la pareja. Al transformaros en la pareja que queremos ser, nos empoderamos y nos hacemos protagonistas de nuestras propias vidas. Tomaremos buenas decisiones sobre la sexualidad y la pareja a partir de los valores centrales que nos mueven a actuar de una manera o de otra. Si lideramos nuestra propia vida, tenemos confianza en nosotros mismos, decidimos dese nuestros valores empoderándonos, podremos mantener una relación “sana” con nuestra pareja.

#7 
Escrito por Laia Jodas en mayo 30th, 2015 @ 18:03

Buenas noches, un artículo muy interesante sobre como liderar tu vida sexual y de pareja. Queda claro que en una pareja lo importante son los valores, es decir, podrás tener opiniones distintas o estar en desacuerdos en diferentes asuntos, pero lo que ha de quedar claro que a pesar de las discrepancias que se puedan tener, prevalece en la pareja los valores que les unen que es el amor, la confianza y el quererse.

#8 
Escrito por Irene en enero 29th, 2017 @ 0:10

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog